Candy Crush

La empresa creadora del famoso juego que casi todos hemos visto jugar, o jugado, en los teléfonos móviles de nuestra gente más cercana, salió ayer a cotizar en la bolsa de Nueva York, enfrentándose a la realidad del mercado que dejo caer su precio de salida más del 15 %, y en el momento de escribir este comentario continúa deslizándose por la ladera de la devaluación.

Mientras aquí, el rumor de que el BCE puede imitar las políticas de estímulo que empiezan a recortar al otro lado del charco, para ayudar a las maltrechas economías, sobre todo de los llamados países periféricos, (vamos mejorando, antes nos llamaban directamente PIGS), da alas a la renta variable que se lanza entusiasmada hacia la parte alta del rango lateral estrecho que no terminamos de romper con nitidez, ayudada por la cercanía del cierre trimestral, con la consiguiente liquidación de bonus para los gestores de fondos que hayan hecho bien su trabajo.

La apertura con hueco de agotamiento de subida, que fue cerrado, oscilando la sesión entre el mínimo de los 10.087 y el máximo en los 10.204, para acabar cerrando en los 10.199 puntos. Buen cierre por hacerlo por encima de la media de la sesión y por seguir alejados de todas las referencias de control.

El aspecto técnico sigue siendo lateral alcista, y continuamos atrapados dentro de los mismos rangos a los que me he referido en los últimos comentarios y que siguen siendo prácticamente los mismos: uno amplio entre los 9.700 y los 10.500, y otro más estrecho entre los 9.910 y los 10.200 puntos, que es el que estamos intentando romper.

La recomendación de carácter general es la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 10.050 o si no podemos con los 10.360 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 10.040 y de los 10.010 puntos.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana (del 20 al 27), finaliza con un avance de 119 puntos que suponen una ganancia del 1,18%; dejando al Ibex 35 con un saldo positivo de 282 puntos equivalentes a una plusvalía anual del 2,85 %.

Telefónica. Sigue muy débil, pese a dar tímidas señales de recuperación y debido a su elevada ponderación en el índice es una rémora para seguir avanzando. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 11,30 euros.

Banco de Santander. Vuelve a acercarse a la zona de los 6,80 euros, que es la muralla contra la que ha chocado una y otra vez. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 6,50 para los medioplacistas o no pierda los 6,60 euros para los más inquietos.

BBVA. La primera semana de abril descontará en torno a diecisiete céntimos de dividendo que tendremos que restar para actualizar sus referencias. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 8,60 para los medioplacistas o no pierda los 8,70 euros para los más inquietos.

Iberdrola. Deseando quedarse chocando esos cinco, o como dice el ya famoso refrán: Iberdrola, se recomienda sola. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 4,80 para los medioplacistas o no pierda los 4,90 euros para los más inquietos.

Repsol. Quiere afianzarse en la mayoría de edad, aunque últimamente al final siempre acaba cantando la canción de la chica del diecisiete. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 17,60 para los medioplacistas o no pierda los 18,10 euros para los perfiles más inquietos.

Muchas gracias y feliz semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.