Encerrados en el ascensor

Entre el ático y el entresuelo, en un movimiento lateral que está empezando a fastidiar a más de uno. Sin motivos para bajar ni tampoco para seguir subiendo y sin ser capaces de definir la partida. Mirando de reojo el relevo al frente de la FED, a ver si Janet Yellen sigue apoyando la política de estímulos, o se le cae el “taper” con la merienda al suelo, dejando ver su contenido de intenciones para los próximos meses.

Parece que ha cundido el ejemplo de Gates y Soros, y los inversores internacionales siguen tomando posiciones en nuestro bolsín, lo que sin duda ayuda a evitar la caída de los precios. El problema es que con la famosa globalización, y en un mundo sin fronteras para los capitales, igual que vienen se van, y si consiguen su objetivo de beneficios hace realidad el título de aquella famosa película de Woody Allen, “Toma el dinero y corre”.

La apertura con hueco de continuidad bajista, que fue cerrado, oscilando la sesión entre el mínimo de los 9.950 y el máximo del cierre en los 10.098 puntos. Buen cierre por hacerlo en la cresta de la ola y por seguir por encima de todas las referencias de control.

El aspecto técnico sigue siendo alcista, pero se ha complicado, al quedarnos atrapados en un rango amplio entre aproximadamente los 9.700 y los 10.500 puntos, y otro más estrecho, que es en el que nos encontramos actualmente, situados entre los 9.900 y los 10.200 puntos. Aunque el mercado sigue siendo generoso dejando señales claras en las zonas donde debemos arriesgar más o retirarnos hasta que pase la tormenta y escampe.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los inquietos mientras no perdamos la zona de los 10.020 o si no podemos con los 10.440 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 9.990 y de los 9.900 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana (del 6 al 13), finaliza con un avance de 134 puntos que suponen un beneficio del 1,35%, dejando al Ibex 35 con un saldo positivo de 182 puntos equivalentes a una plusvalía anual del 1,84 %.

Telefónica. Sigue muy débil y está suponiendo un lastre muy importante para la continuidad de los avances. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 11,30 euros.

Santander. Le cuesta mantener el ritmo de subida y volvemos a acercarnos a la barrera de los 6,80 euros, que hasta ahora ha resultado infranqueable. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 6,40 para los medioplacistas o no pierda los 6,50 euros para los perfiles más inquietos.

BBVA. No le gusta destacar y cada vez que se aproxima al cambio de euro, incluso a los 9,10, la avalancha de papel frena en seco su adecuada progresión. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 8.80 para los medioplacistas o no pierda los 8,90 euros para los más inquietos.

Iberdrola. No es por aburrirles, pero es que no da más de sí, empieza a parecerse a una especie de plazo fijo cotizando en renta variable. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 4,50 euros.

Repsol. Otro valor que se ha aficionado a la veleta y no para de dar vueltas según como sople el viento. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 17,50 euros.

Muchas gracias y feliz semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.