Vuelven los recortes al Ibex 35

El Ibex tampoco se libra de los recortes a los que había permanecido ajeno durante el último trimestre y vuelve a las andadas. Draghi se queda sin droga para abastecer a los mercados, salvo la máquina de imprimir preparada en el sótano, al haber bajado los tipos de interés al 0,25 %, hablando por primera vez de rendimiento negativo para el dinero que los bancos comerciales depositan en el BCE, pretendiendo lograr la quimera de que vuelva a fluir el crédito en los llamados países periféricos, señal para algunos de que vamos mejorando porque antes nos llamaban directamente PIGS.

Cruzamos el paso del ecuador de la legislatura con la mayoría de los indicadores peor que cuando comenzó hace dos años, aunque algunos se empeñen en negar lo evidente y sea cierto que hemos salido de la recesión y han mejorado las exportaciones, con una tarta de mora al máximo histórico con espuma de deuda impagable, que sigue creciendo por encima de nuestras posibilidades de pago y en la que los bancos tienen una exposición en torno a los 300 mil millones de euros, y por si fuera poco riesgo, también está invertido el 97 % del Fondo de Reserva de la Seguridad Social. No quiero ni imaginar lo que ocurriría si acabamos teniendo que hacer una quita, pero como decía Obelix, eso no va a ocurrir mañana.

El aspecto técnico sigue lateral alcista, pero cada vez más complicado, de hecho hemos bajado a tocar la parte inferior del rango amplio al que me refería en el último comentario (mínimo 9.467), desde donde hemos rebotado tímidamente. Los rebotes son cada vez más débiles y para que el de hoy tenga credibilidad deberíamos llegar al menos hasta la zona de los 9.750 puntos, donde está situada la siguiente zona de resistencia, que coincide como casi siempre, con el último soporte perdido.

La apertura con hueco de continuidad bajista, que fue cerrado, oscilando la jornada entre el mínimo de los 9.467 y el máximo de los 9.614, para acabar cerrando en los 9.708 puntos. Buen cierre por estar situados por encima de la media de la sesión y por haber aguantado la referencia del soporte.

La recomendación de carácter general tras el apoyo en la zona de los 9.470 puntos, vuelve a ser la de MANTENER las posiciones ganadoras: los inquietos mientras no perdamos la zona de los 9.500 o si no podemos con los 9.750 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 9.500 y de los 9.470 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana (del jueves 14 al 21), finaliza con un retroceso de 109 puntos, equivalentes a una pérdida del 1,13 %, que deja al Ibex 35 con una subida de 1.432 puntos, que suponen una plusvalía anual del 17,53 %.

Telefónica. Ha perdido la referencia de control más cercana y baja en busca de soporte, por lo que esperaría alguna nueva señal de compra. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 11,50 o recuperación de los 12,20 euros.

Santander. La cama elástica que tiene instalada en los 6,30 euros sigue cumpliendo su función. Mantener mientras no la pierda.

BBVA. Ha marcado mínimo semanal en 8,22 pero continúa respetando por aproximación la referencia de cierre. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 8,40 euros.

Iberdrola. Se ha convertido en el buey que tira más fuerte del arado de los cinco, las referencias de la semana pasada siguen siendo válidas. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 4,60 para los medioplacistas o no pierda los 4,70 euros para los inquietos.

Repsol. Se ha acercado bastante a su zona de soporte pero sin legar a morder el anzuelo de los 18,10 donde estaba instalada la caña de pescar. Liquidez salvo apoyo en la zona de los 18,10 o recuperación de los 18,60 euros.

Muchas gracias y feliz semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.