Efectos colaterales

El Ibex 35 se beneficia de la partida de ajedrez que están jugando Obama y Putin en Siria y unido a otros temas locales como el posible fin de la recesión técnica, confirmada con el próximo dato del PIB, nos ayuda a clavar el piolet en los máximos anuales acariciando los míticos nueve mil y llevando la alegría a la comunidad inversora que no termina de creerse esta lluvia de plusvalías en septiembre. Aunque para alegría la de los numerosos ciudadanos sirios que han evitado posiblemente su desaparición por los bombardeos selectivos, gracias al empate técnico en la partida a la que me refería. Si algún lector tiene dudas sobre el disparate que puede suponer la internacionalización de la guerra, le recomiendo consultar un mapa en el que aparezcan todos los países cercanos que pueden resultar implicados en el conflicto.

El aspecto técnico sigue siendo muy alcista y cada vez dejamos más zonas de referencia en las que poder apoyarnos sin excesivos problemas, por pura lógica no me extrañaría algún recorte para tomarnos un respiro, y volver al ataque camino de los 9.200 puntos, que es la siguiente trinchera a derribar. Por abajo, las antiguas resistencias de los 8.650 y de los 8.830, deberían funcionar ahora como soportes y camas elásticas en las que detener las caídas y rebotar para seguir avanzando por los senderos de gloria y recuperación.

La apertura plana y con dudas, oscilando la jornada entre el mínimo de los 8.861 y el máximo en los 8.951, para acabar cerrando en los 8.926 puntos. Buen cierre por hacerlo por encima de la media de la sesión, y por seguir respetando todas las referencias de control.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los inquietos mientras no perdamos la zona de los 8.550, (super inquietos 8.720), o si no podemos con los 8.960 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 8.450 y de los 8.260 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana (del jueves 5 al 12), finaliza con un avance de 376 puntos, equivalentes a una ganancia del 4,40 %, que deja al Ibex 35 con una subida de 759 puntos, que suponen una plusvalía anual del 9,29 %.

Telefónica. Le ha costado mucho esfuerzo recuperar su equipo de fútbol al completo y esperemos que no deje llevar por nuevas expulsiones. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 10,70 para los medioplacistas o no pierda los 10,90 euros para los más inquietos.

Santander. Por fin consiguió arrancar el motor pero con menos velocidad que el coche de Fernando Alonso y empieza a acercarse a la zona de boxes de los 5,90 euros, donde debería tomarse un respiro. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 5,50 para los medioplacistas o no pierda los 5,70 euros para los perfiles más inquietos.

BBVA. Se ha quedado a nada de comerse la guinda del bizcocho y da la impresión de que ya es pan comido. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 7,50 para los medioplacistas o no pierda los 7,80 euros para los perfiles más inquietos.

Iberdrola. consiguió romper por fin la cota de los 4,10 y avanza sin prisa pero sin pausa hacia la resistencia de los 4,30 euros donde se la juega de nuevo. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 4,10 para los medioplacistas o no pierda los 4,20 euros para los inquietos.

Repsol. Una vez alcanzada la mayoría de edad, a nadie le gusta volver atrás, aunque Siria con las oscilaciones del precio del petróleo y sus dudas con su importante posición en Gas Natural tienen un poco mareada su cotización. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 18,10 para los medioplacistas o no pierda los 18,30 euros para los perfiles más inquietos.

Muchas gracias y feliz semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.