Un mal dato del PIB americano

El Ibex con la finalización del curso escolar se ha ido unos días al campamento de verano junto al mar, y entre las mareas de la luna grande del fin de semana, la caseta de los horrores, el tobogán, la noria y la resaca de las hogueras de San Juan, no sabe si subir o bajar o quedarse como está en este mercado tramposo donde nada es lo que parece.

Un mal dato del PIB americano, que salió peor de lo esperado fue la disculpa para impulsar los índices hacia las zonas de resistencias, ayudando al maquillaje del cierre semestral. El mercado interpretó por extraño que pueda parecer, que cuanto peor mejor, ya que un menor crecimiento garantiza en teoría la continuidad de la barra libre de liquidez. El estímulo para seguir con el disimulo, dando un apariencia de solidez que recuerda a la de los aristócratas arruinados, pura fachada, endeudados hasta las cejas y con la hacienda hipotecada, pero sonriendo ante la adversidad.

La apertura plana y con dudas, oscilando la jornada entre el mínimo de los 7.709 y el máximo en los 7.879, para acabar cerrando en los 7.844 puntos. Buen cierre por estar situados por encima de la media de la sesión, y por haber recuperado tímidamente algún clavo ardiendo al que sujetarnos.

La recomendación de carácter general es la de MANTENER las posiciones ganadoras: los inquietos mientras no perdamos la zona de los 7.760 o si no podemos con los 8.060 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de la zona de los 7.760 puntos.

Nota para los lectores que tienen la paciencia de seguirme cada semana. Las referencias no tienen continuidad respecto al último comentario, ya que a veces cinco sesiones en bolsa, pueden parecer una eternidad por la cantidad de cambios y la velocidad a la que se producen.

El apoyo del lunes 24 en la zona de los 7.500, (mínimo 7.508), unido al hueco de agotamiento de caída de la apertura del martes 25, supuso una señal de vuelta, que fue confirmada con la recuperación de la zona de los 7.760 puntos. No conviene olvidar que si no conseguimos sujetarnos por encima de los ocho mil estaríamos ante lo que en el argot bursátil se denomina: rebote del gato muerto.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana, (del jueves 20 al 27), finaliza con un avance de 22 puntos, equivalentes a una ganancia del 0,29 %, que deja al Ibex 35 con una caída de 323 puntos, que suponen una minusvalía anual del 3,96 %.

Telefónica. Volvió a buscar refugio en el viejo soporte de los 9,60 euros desde donde ha rebotado con fuerza. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 9,80 euros.

Santander. Resbaló por la pendiente del cambio de euro y vuelve a tener problemas para chocar esos cinco. Liquidez salvo recuperación de la zona de los cinco euros.

BBVA. Parece que encontró por fin su cama elástica en torno a los 6,30 euros, aunque se nota algo cansado al saltador. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 6,40 euros.

Iberdrola. Fue camino de los 3,90 para rebotar sin problema. Mantener mientras siga cerrando por encima de los cuatro euros.

Repsol. Buscó petróleo en las profundidades de los 15,80, saliendo con fuerza a la superficie. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 16,20 euros.

Muchas gracias y feliz semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.