Entre Lesotho y Maldivas

No somos Grecia, ni Chipre, ni Portugal, pero si buscamos nuestro lugar en el mundo en lo que a desempleo se refiere, nos corresponde el número 175 de un listado de 202 países, exactamente entre los dos con los que inicio el comentario.

Unos datos de la EPA no por esperados menos desoladores, que nos ponen de nuevo ante la realidad del espejo de una situación insostenible; tanto que algunos en lugar de coger el toro por los cuernos, o incapaces de enfrentarse a él, prefieren empezar a cuestionar la validez de unos datos recogidos en casi 60 mil hogares, cuyo rigor y seriedad ha sido hasta ahora respetado por todos.

Mientras la bolsa se ha apuntado a una semana espectacular, haciéndonos dudar entre si la inyección de liquidez japonesa, la posible rebaja de los tipos de interés, la caída de la prima de riesgo, el cierre de posiciones cortas o bajistas, la publicación de resultados, y la confirmación de la zona de los 7.800 puntos como soporte de referencia, donde la entrada de dinero ha vuelto a frenar la salida del papel, anuncian como decía Gabriel Celaya que estamos tocando el fondo, o si por el contrario la sobreventa ha producido un rebote de los llamados del gato muerto, que en el argot bursátil son aquellos rebotes que duran menos que un caramelo a la puerta de un colegio y que casi siempre finalizan volviendo como en la oca al punto de partida.

La recuperación de los 7.940 puntos volvió a meternos en niveles de precio marcando señales de compra, y ahora por encima de los 8.180, nos encontramos en lo que denomino SLJ (Subida Libre Jornalera), para diferenciarlo de la subida libre técnica, y que para mi es esa agradable situación en la que nos limitamos a permanecer en el mercado, ajustando cada sesión el stop de recogida de beneficios hasta que el precio nos expulse, teniendo siempre la posibilidad de recoger parte de la cosecha antes de que se la coman los pajaritos, si nos da mal de altura, o si se produce alguna señal de agotamiento.

Si conseguimos recuperar la cota de los 8.400 hay un posible recorrido hasta los 8.620 puntos, que sería el objetivo de este movimiento, para definir desde ahí el siguiente, siempre y cuando no perdamos los 8.180 al cierre de una sesión, ya que quedaría invalidado el escenario alcista en el que nos encontramos.

La apertura con hueco de agotamiento de subida, que fue cerrado, oscilando la jornada entre el mínimo de los 8.270 y el máximo de los 8.388, para acabar cerrando en los 8.365 puntos. Buen cierre por estar situados por encima de la media de la sesión y por estar bastante alejados de los soportes de referencia.

La recomendación es la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 8.180 o si no podemos con los 8.400 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 8.120 y de los 8.030 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana, (del jueves 18 al 25), finaliza con un avance de 553 puntos, equivalentes a una ganancia del 7,07 %, que deja al Ibex 35 con una subida acumulada de 198 puntos, que suponen una plusvalía anual del 2,42 %.

Telefónica. Recuperó con fuerza la cota de los 10,50 avanzando sin resistencia hasta los once euros. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 10,70 para los medioplacistas o no pierda los once euros para los más inquietos.

Santander. Rebotó con tanta fuerza que la cercanía de los 5,60 y unos resultados peores de lo esperado provocaron la salida de papel. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 5,30 para los medioplacistas o no pierda los 5,40 euros para los inquietos.

BBVA. Con ganas de volver a jugar a las siete y media y cada vez más cerca de poder hacerlo. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los siete euros para los medioplacistas o no pierda los 7,20 euros para los más inquietos.

Iberdrola. Atacando con energía la resistencia natural de los cuatro euros, reconvertida en soporte. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 3,80 para los medioplacistas o no pierda los cuatro euros para los más inquietos.

Repsol. La recuperación de la resistencia de los 16,30 a la que me refería en el último comentario, le llevo sin barreras a bailar de nuevo con la chica del diecisiete. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 16,50 para los medioplacistas o no pierda los 17,20 euros para los más inquietos.

Muchas gracias y feliz semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.