Banzai por el endeudador

Si como yo naciste a mediados de los cincuenta, y eres aficionado a la lectura es posible que crecieras con los tebeos de Hazañas Bélicas y el Capitán Trueno; y si vivías en Madrid, igual recuerdas a una señora que tenía un puesto a la entrada del mercado de la calle Ayala, donde podías cambiar los ya leídos en un floreciente negocio de segunda mano. El Banzai evidentemente era por el Emperador, y era el grito que lanzaban los soldados o aviadores japoneses antes de lanzarse hacia una muerte segura.

Las decisiones del Banco de Japón relacionadas con la compra de deuda europea; los máximos históricos de algunos índices americanos y la posible prórroga por parte de la Troika a Portugal en las exigencias de pago a siete años; unido al cierre acelerado de posiciones cortas principalmente en los valores financieros, nos llevaron a marcar el miércoles la segunda mejor subida del año.

La guinda del pastel fue el aspecto técnico que se unió a la fiesta, confirmando las figuras de vuelta, al unir un doble suelo en torno a los 7.800 puntos, las sesiones del viernes y del lunes, con la recuperación de la cota de los 8.050, que nos llevó en volandas hasta los 8.180 donde frenamos para definir el siguiente movimiento.

Si no hay noticias externas del tipo que al coreano le de por jugar a la guerra sin la Play Station o similares, y siempre y cuando no perdamos los 8.050, hay un posible recorrido hasta la cota de los 8.530 puntos, donde con permiso de los 8.180, aparece la próxima resistencia y el posible objetivo de continuidad si el escenario se cumple.

La apertura con hueco de agotamiento de subida, que fue cerrado, oscilando la jornada entre el mínimo de los 8.063 y el máximo de los 8.178, para acabar cerrando en los 8.159 puntos. Buen cierre por estar situados por encima de la media de la sesión, y por haber recuperado abundantes referencias de control.

La recomendación de carácter general es la de MANTENER las posiciones ganadoras: los inquietos mientras no perdamos la zona de los 8.110 o si no podemos con los 8.180 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 8.030 y de los 7.950 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana, (del jueves 4 al 11), finaliza con un avance de 312 puntos, equivalentes a una ganancia del 3,97 %, que deja al Ibex 35 con una caída acumulada de 8 puntos, que suponen una minusvalía anual del 0,10 %.

Telefónica. Volvió a dar señal de compra al recuperar su referencia. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 10,50 para los medioplacistas o no pierda los 10,70 euros para los perfiles más inquietos.

Santander. Buscó apoyo sobre los 5,10 recuperando con fuerza los 5,30 y empieza estos días la ampliación para abonar los quince céntimos del dividendo. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 5,30 euros, una vez descontado el dividendo.

BBVA. Ha abonado doce céntimos en papel, vía derechos, que pueden venderse en el mercado o esperar y guardarlos para tener más acciones. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 6,70 o no pierda los 6,90 euros para los más inquietos.

Iberdrola. La recuperación de la cota de los 3,70 fue una buena señal de compra. Mantener mientras siga cerrando por encima de los 3,70 para los medioplacistas o no pierda los 3,85 euros para los más inquietos.

Repsol. Dejó muy atrás la zona de los 16,10 y ahora es para mantener en cartera mientras siga cerrando por encima de la zona de los 16,50 o no pierda los 16,80 euros para los perfiles más inquietos.

Muchas gracias y feliz semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.