¿Inversobres?

Avanza febrerillo el loco, haciendo honor a su nombre, al menos en lo que a los bandazos del Ibex 35 se refiere. Y finaliza sin pena ni gloria, el aburrido debate sobre el estado de la nación, en el que lo más significativo ha sido su triste celebración en un Congreso vallado con perímetro de seguridad, gráfica escenificación del distanciamiento cada vez mayor entre los ciudadanos y sus presuntos representantes, que siguen sin comprender los problemas a los que nos enfrentamos en nuestro día a día. El detalle más simpático lo tuvo Don Mariano, con un lapsus que haría las delicias de los seguidores de Freud, al decir “inversobres” en lugar de “inversores” en una de sus intervenciones, y cuya grabación está circulando por las redes sociales para regocijo de todos aquellos que cuestionamos su gestión.

Los mercados empiezan a descontar, según el consenso de analistas, la posible victoria de Berlusconi en las elecciones italianas, arrastrando a la baja por el efecto contagio al resto de los índices europeos, que unido a los recortes americanos tras las declaraciones de los responsables de su finanzas, a duras penas consiguen frenar en las zonas de soporte más cercanas.

El aspecto técnico ha vuelto a complicarse ya que nos hemos quedado de nuevo encerrados entre la cota de los 7.950 y la de los 8.170 puntos, que son las referencias de control más cercanas, para intentar la recuperación o precipitarnos al vacío durante las próximas sesiones.

La apertura con hueco de continuidad bajista, que sigue abierto complicando el escenario, oscilando la jornada entre el mínimo de los 7.982 y el máximo de los 8.117, para acabar cerrando en los 8.014 puntos. Mal cierre por hacerlo por debajo de la media de la sesión y por haber perdido casi todas las referencias de control.

La recomendación pasa a ser contradictoria, ya que mientras para los perfiles más inquietos es la de LIQUIDEZ, o cortos los que los trabajan, salvo apoyo en la zona de los 7.960 o recuperación de los 8.170 puntos; para los moderados y los conservadores sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras mientras sigamos cerrando por encima de la zona de los 7.950 puntos.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana, (del jueves 14 al 21), finaliza con un retroceso de 233 puntos, equivalentes a una bajada del 2,82 %, que deja al Ibex 35 con una pérdida acumulada de 153 puntos, que suponen una minusvalía anual del 1,87 %.

Telefónica. Buscando apoyo en la zona de soporte de los 9,50 donde parece que aguanta, sin que nada ni nadie pueda garantizar que vayan a cotizar a mejor precio. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 9,70 euros.

Santander. El mercado no termina de creerse las declaraciones de sus gestores sobre los beneficios futuros. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 5,90 euros.

BBVA. Los inversores prefieren, por extraño que pueda parecer, el tequila a la samba, y sigue siendo el único del quinteto que parece de Bilbao. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los siete euros para los medioplacistas o no pierda los 7,30 para los perfiles más inquietos.

Iberdrola. Entre el jaleo con el tema de las tarifa eléctrica y su lamentable aspecto técnico no termina de encontrar camino. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 3,70 euros.

Repsol. Intento sujetarse en la cota de los dieciséis euros, pero al no conseguirlo bajó en busca de consuelo hacia los 15,10. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 15,40 euros.

Muchas gracias y feliz semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.

Sobre el autor de esta publicación