En tierra de nadie

He aprovechado la semana de carnavales para irme de vacaciones unos días a Alemania, alejado de Internet, de las noticias y de las redes sociales, y al volver es como si no hubiera pasado el tiempo. El mierdómetro de la corrupción sigue salpicando a todos los grandes partidos e instituciones y el único que ha dimitido de su cargo vitalicio ha sido el Papa de Roma.

Lo bueno de viajar, aparte de aprender geografía, es que te hace ver las cosas de otra manera y, mientras desde aquí nos dedicamos con inusitado entusiasmo a demonizar a la Merkel, culpándola de muchos de nuestros males, ellos allí están muy preocupados con nuestra situación, ya que han invertido mucho dinero en nuestra deuda y temen que no vayamos a poder devolverles lo prestado, esfumándose sus planes de jubilación y de pensiones, como si España fuera una especie de Bankia mal gestionada, y nosotros unos gandules con ganas de marcha. Y no les falta razón porque entre la corrupción y el despilfarro han endeudado a varias generaciones, poniendo en riesgo el llamado Estado de Bienestar y haciendo recordar a los años 60, obligando a los jóvenes a emigrar, con la única diferencia que entonces las maletas iban llenas de garbanzos y embutidos, y ahora las mochilas van rebosantes de títulos universitarios.

El aspecto técnico no ha variado prácticamente nada, al seguir instalados en tierra de nadie durante casi toda la semana, aunque el rango entre los 7.950 y los 8.180 puntos es muy estrecho y esas cotas son muy importantes de cara a perfilar los posibles próximos movimientos de nuestro índice.

La apertura con dudas, oscilando la jornada entre el mínimo del cierre en 8.150, y el máximo de los 8.251. Mal cierre por hacerlo marcando el mínimo de la sesión, aunque positivo por seguir manteniendo algunas referencias de control.

La recomendación de carácter general es la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 8.140 o si no podemos con los 8.180 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de la zona de los 7.950 puntos.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana finaliza con un retroceso de 25 puntos, equivalentes a una bajada del 0,30 %, que deja al Ibex 35 con una pérdida acumulada de 17 puntos, que suponen una minusvalía anual del 0,21 %.

Telefónica. Sigue muy débil intentando encontrar un suelo desde el que poder rebotar. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 9,80 euros.

Santander. No termina de encontrar su ritmo de baile. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 5,90 euros.

BBVA. Es el único que continúa sin perder sus ganas de marcha de todo el quinteto. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los siete euros para los medioplacistas o no pierda los 7,30 para los perfiles más inquietos.

Iberdrola. Ha perdido el rumbo, y me limito a ajustar su referencia. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 3,70 euros.

Repsol. No quiere llamar la atención intentando no pasarse de frenada en su suave descenso. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 15,50 euros.

Muchas gracias y feliz semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.

Sobre el autor de esta publicación