El cheque rescate

Los mercados aplauden con tímidas subidas la llegada del cheque rescate para las entidades con problemas, celebrando el silencio de los corderos contribuyentes ante la obligación de pagar a escote los errores de los administradores que gestionaron el desastre, en su mayoría cargos políticos sin formación financiera. Tal vez por ello Almunia, desde su cargazo europeo, quiera echarles un capote, insistiendo en que salvar a las entidades con problemas, es más barato que dejarlas caer, lo que es más que discutible, sobre todo si se dispone de todos los datos necesarios para rebatirle.

Ni que decir tiene, que todos los responsables se han ido de rositas y con el riñón bien forrado, mientras que por ejemplo los inversores en las llamadas participaciones preferentes, (la mayoría engañados por los directores de las sucursales, pensando que invertían sus ahorros en una especie de plazo fijo bien remunerado), van a perder la mitad de sus ahorros. Y una parte importante de los trabajadores de los bancos y cajas intervenidas, van a pasar a formar parte de las cada vez más largas colas de las oficinas del INEM.

La confianza en el sistema financiero da la impresión que brillará por su ausencia durante varias generaciones, y por extensión también ha llegado a la bolsa, donde cada vez son más los pequeños inversores, que cansados de perder, están quemados y no quieren saber nada con la renta variable. Para colmo de males la nueva fiscalidad y la posible tasa Tobin suponiendo que se imponga el próximo año, hará todavía más difícil intentar sobrevivir en este medio hostil, por lo que el paro llamará posiblemente también a la puerta de los trabajadores de las casas de valores y de los brokers.

El aspecto técnico sigue mejorando y hemos conseguido llegar a la zona de los 7.960 puntos, a la que me refería en el último comentario, por lo que mientras sigamos respetando las zonas de soporte, me atrevería a apostar por un cierre anual en torno a los 8.200 puntos, que más de un operador hubiera firmado sin dudar, especialmente si se lo hubiéramos dicho a finales del mes de julio.

La apertura con hueco de agotamiento de caída, que sigue abierto consolidando el escenario, oscilando la jornada entre el mínimo en 7.883, y el máximo de los 7.975, para acabar cerrando en 7.973 puntos. Muy buen cierre por estar situados en lo más alto de la sesión, y por seguir conservando todas las referencias de control.

La recomendación de carácter general sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 7.780, (super inquietos 7.830), o si no podemos con los 8.170 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 7.720 y de los 7.580 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana (del jueves 22 al 29), finaliza con un avance de 98 puntos, equivalentes a una subida del 1,25 %, que deja al Ibex 35 con una pérdida acumulada de 593 puntos, que suponen una minusvalía anual del 6,92 %.

Telefónica. Es la más débil del quinteto y no consigue encontrar su ritmo de baile. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los diez euros.

Santander. Intentando comerse las uvas de dos en dos para celebrar la mitad de las campanadas. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 5,60 para los medioplacistas o no pierda los 5,80 euros para los más inquietos.

BBVA. Sigue con ganas de marcha, y ojalá le dure la energía. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 6,10 para los medioplacistas o no pierda los 6,40 para los perfiles más inquietos.

Iberdrola. No pudo escalar la cota de los cuatro euros y bajó a consolarse hasta los 3,80. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 3,70 para los medioplacistas o no pierda los 3,80 euros para los más inquietos.

Repsol. Vuelve a brillar con luz propia, aunque al llegar a los 16,70 le dio mal de altura. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 15,40 para los medioplacistas o no pierda los 16,40 euros para los más inquietos.

Muchas gracias y feliz semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.