Sin pena ni gloria

Transcurre otra semana en los mercados, sin pena ni gloria, aunque en la calle entre el revuelo social producido por el tema de los desahucios y la huelga general, ha estado de lo más más animada. Comentar ante la guerra de cifras que Tenerife no fue diferente al resto de España, escaso seguimiento, y manifestación tranquila y multitudinaria, entre 30 y 60 mil según la fuente gubernamental o sindical.

La bolsa sigue de lo más aburrida, sin volumen ni tendencia, tanto que da la impresión de haber dejado de ser un Casino para convertirse en un Bingo provinciano, en el que tenemos el dudoso honor de ser el índice que ha bajado más de todo el mundo durante el presente ejercicio, lo que no deja de ser curioso, al haber pasado en pocos años de la Champion League que decían algunos, al furgón de cola de tercera regional de la liga de bolsines.

El aspecto técnico sigue complicado, ya que lo único que invita al optimismo es la especie de doble suelo realizado con los mínimos del viernes día 9 en 7.496 y del lunes 13 en 7.490 puntos, que ha propiciado el actual rebote técnico en el que nos encontramos, y que será flor de un día, (o de una semana), salvo que seamos capaces de recuperar la cota de los 7.800; para terminar de liar el escenario, este viernes hay vencimientos de opciones y futuros en el Ibex 35, con la volatilidad que suelen tener este tipo de sesiones, en lo que el dato más importante será el cierre semanal.

La apertura con hueco de continuidad bajista, que fue cerrado, oscilando la jornada entre el mínimo en 7.610, y el máximo de los 7.744, para acabar cerrando en 7.695 puntos. Buen cierre por estar situados por encima de la media de la sesión, y por conservar alguna referencia de control.

La recomendación de carácter general vuelve a ser la de MANTENER las posiciones ganadoras: los perfiles más inquietos mientras no perdamos la zona de los 7.660 o si no podemos con los 7.800 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de la zona de los 7.550 puntos.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana (del jueves 8 al 15), finaliza con un retroceso de 71 puntos, equivalentes a una subida del 0,94 %, que deja al Ibex 35 con una pérdida acumulada de 871 puntos, que suponen una minusvalía anual del 10,17 %.

Telefónica. Hubo momentos de pánico al bajar por debajo de la cota de los 9,80 euros, donde la entrada de dinero consiguió frenar la salida de papel. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los diez euros.

Santander. Otro valor que hizo diabluras para al final conseguir salvar los muebles. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 5,50 euros.

BBVA. Sigue fuerte y curiosamente parece más fuerte que su colega cántabro. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los seis euros para los medioplacistas o no pierda los 6,20 para los perfiles más inquietos.

Iberdrola. Preparando el piolet pata intentar atacar la cima de los cuatro euros. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 3,70 para los medioplacistas o no pierda los 3,80 euros para los más inquietos.

Repsol. Hoy ha conseguido animar la sesión, ya que tras apoyar en 15,01 ha salido como un cohete hasta las cercanías de los dieciséis, alegrando la jornada a mas de un jornalero o daytrader. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 15,20 para los medioplacistas o no pierda los 15,60 euros para los más inquietos.

Muchas gracias y feliz semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.

Sobre el autor de esta publicación