El Ibex, como barca en la mar

Como barca en la mar que ha perdido el rumbo y al pairo va, cantaba hace años Manolo García con el Último de la Fila, y así va nuestro bolsín, y si me apuran también nuestro país, dando tumbos hacia la catástrofe, y cruzando los dedos para que el tsunami de la deuda, que sigue formándose a un ritmo creciente, no nos arrase en cualquier momento, destrozando nuestros sueños y nuestro futuro.

Seguimos dentro del mismo cansino movimiento lateral al que me he referido en las últimas ocasiones: limitados por la zona de resistencia de los 8.230 y protegidos por la de soporte situada en torno a los 7.770 puntos. Sin motivos para romper, porque los resultados que han ido saliendo no ayudan a ello, y para colmo de males, la incertidumbre sobre el resultado de las elecciones americanas, que estadísticamente suelen coincidir con un rally alcista; este año parecen empeñados en romper la estadística, por lo que como dice Sabina en una de sus canciones…”Será mejor que aprendas a vivir sobre la linea divisoria que va del tedio a la pasión”, porque si le coges el ritmo a los vaivenes del mercado estamos hablando de recorridos superiores al 6%, que no están nada mal para la crisis que corre, salvo que tropieces y metas la pata, porque volviendo a García, probablemente te acabarás sintiendo…como un burro amarrado a la puerta del baile.

La apertura con dudas, oscilando la jornada entre el mínimo en 7.766, y el máximo de los 7.851, para acabar cerrando en 7.779 puntos. Buen cierre por estar situados por encima de la media de la sesión, y por seguir respetando todas las referencias de control.
La recomendación sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los inquietos mientras no perdamos la zona de los 7.660, o si no podemos con los 8.240 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 7.660 y de los 7.510 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”:

La semana (del jueves 18 al 25), finaliza con un retroceso de 321 puntos, equivalentes a una caída del 3,96%, que deja al Ibex 35 con una pérdida acumulada de 466 puntos, que suponen una minusvalía anual del 5,44%.

Telefónica: Perdió las dos referencias a la que me refería en el último comentario invitando a la recogida de beneficios. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 10,40 euros.

Santander: No fue capaz de sostener el soporte de los perfiles más inquietos en la media docena de euros, bajando a buscar apoyo. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 5,60 para los medioplacistas o no pierda los 5,70 euros para los perfiles más inquietos.

BBVA: Otro que no ha sido capaz de aguantar la referencia más inquieta, consolidando en cambio el soporte de medio plazo. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 6,10 para los medioplacistas o no pierda los 6,20 euros para los más inquietos.

Iberdrola: No pudo sujetarse en los cuatro euros, y tras marear la perdiz durante varias sesiones ha conseguido no perder la antigua resistencia de los 3,80, transformada ahora en soporte de referencia. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 3,70 para los medioplacistas o no pierda los 3,90 euros para los más inquietos.

Repsol: Continúa coqueteando peligrosamente con su amor de quince años, y ha estado varias veces a punto de perder el control. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los quince euros.

Muchas gracias y feliz semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.