Se masca la tragedia

Se masca la tragedia mientras esperamos pacientemente la petición de rescate, que la bolsa lleva tiempo descontando. El Gobierno sigue deshojando la margarita, lo pido, no lo pido, lo pido o aguanto otro poquito; y la oposición se queda sin argumentos, por ser entre otras cosas corresponsable del desastre tras dos legislaturas tomando decisiones equivocadas.

No deja de sorprenderme la cantidad de gente que en los medios y las redes sociales espera el rescate como una especie de maná en la nueva versión de bienvenido Mister Draghi, olvidando que si es total, salvo por la financiación que será con cuentagotas y a interés pactado, sin necesidad de salir a los mercados en su búsqueda, el resto será sangre, sudor, y lágrimas, principalmente para las capas más desfavorecidas de la población que curiosamente son las más controlables a efectos fiscales, y que verán como siguen perdiendo derechos y prestaciones, empobreciéndose todavía más a pasos agigantados, hasta que el descontento social estalle por algún lado, o volvamos a los años 60 con el kit de boina, alpargatas, burrito y turistas en Benidorm.

El Ibex 35 finalizó septiembre con una subida del 3,88% que dejó los nueve primeros meses del año con un saldo negativo del 10,01%.

El aspecto técnico sigue prácticamente igual que la última semana, ya que nos hemos quedado atrapados en un movimiento lateral entre la zona de soporte de los 7.700 y la de resistencia de los 8.300 puntos, en la que llevamos prisioneros 21 sesiones, y que empieza a dar peligrosas señales de agotamiento, y ya se sabe que la bolsa cuando no sube, termina por bajar.

La apertura con hueco de agotamiento de caída, que fue cerrado, oscilando la jornada entre el mínimo en 7.784, y el máximo de los 7.913, para acabar cerrando en 7.812 puntos. Mal cierre por estar situados por debajo de la media de la sesión, aunque positivo por seguir respetando las referencias de control.

La recomendación sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los inquietos mientras no perdamos la zona de los 7.760, o si no podemos con los 8.230 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 7.520 y de los 7.440 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana finaliza con un retroceso de 29 puntos, equivalentes a una caída del 0,38%, que deja al Ibex 35 con una pérdida acumulada de 753 puntos, que suponen una minusvalía anual del 8,80%.

Telefónica. Ha perdido lo que denomino su frontera del miedo en torno a los 10,60 euros, por lo que sería muy prudente al acercarme a Matilde. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 10,60 euros.

Santander. La semana en realidad no ha supuesto grandes cambios por lo que dejo igual sus referencias, han empezado a cotizar las acciones procedentes del canje de las convertibles, sin que la sangre llegue al río, aunque las pérdidas de los que acudieron son superiores al 35%. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 5,50 para los medioplacistas o no pierda los 5,70 euros para los perfiles más inquietos.

BBVA. Está haciendo verdaderos equilibrios para no perder la referencia de la media docena de euros. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 5,90 euros.

Iberdrola. Parecía que por fin se animaba pero la cercanía de los 3,80 convierte su avance en espejismo. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 3,50 para los medioplacistas o no pierda los 3,60 euros para los más inquietos.

Repsol. Igual que Telefónica ha perdido su frontera del miedo, debilitando mucho su aspecto. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 14,90 euros.

Muchas gracias y feliz semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.