Seguimos avanzando hacia el precipicio

La coincidencia en el tiempo entre la rueda de prensa de los PGE (Presupuestos Generales del Estado) y el cierre de la sesión, ha impedido que las cotizaciones hayan podido incluir la valoración del mercado sobre las decisiones que ha tomado el Gobierno. En principio más de lo mismo, seguimos avanzando hacia el precipicio, con unas medidas de austeridad que hemos visto que no han funcionado y que nos asemejan cada vez más a Grecia, aunque en realidad a quien empezamos a parecernos es a Yugoslavia antes de la división en diferentes estados.

Una deuda que alcanza límites de no retorno, ya que sólo el pago de intereses va a suponer la friolera de 38.590 millones de euros durante el año 2013, (lo que supone aproximadamente 1.220 euros por segundo según la calculadora de un amable twitero). La posibilidad de tocar el fondo de las pensiones para necesidades puntuales de liquidez. Un nuevo plan Renove que cuela la industria del automóvil, imagino que garantizando dentro de unos años un puesto en algún Consejo de Administración al Ministro del ramo. Y un impuesto del 20% en los premios de loterías, tradicional método de blanqueo de los políticos corruptos, a los que les resultará más económico acojerse a la amnistía fiscal en la que la penalización es únicamente del 10%.

El aspecto técnico se ha deteriorado, ya que al igual que la impresionante recuperación de las últimas semanas se produjo tras un doble suelo en la cota de los 5.900, que nos llevó hasta casi los 8.300 puntos. Hemos hecho un doble techo en la cota de los 8.230, el 14 y el 21 de septiembre, que debería llevarnos a corregir como mínimo hasta el entorno de los 7.760, donde he situado el stop de protección de beneficios para los perfiles más inquietos. Ni que decir tiene que la pérdida de esa cota complicaría de nuevo el escenario. Si tuviera que mojarme me inclinaría por la continuidad alcista, siempre y cuando el Gobierno se decida a pedir de una vez por todas el famoso rescate, que es lo que llevan tiempo esperando los mercados, en cualquier caso lo vemos y comentamos la próxima semana.

La apertura plana y con dudas, oscilando la jornada entre el mínimo en 7.790, y el máximo de los 7.914, para acabar cerrando en 7.842 puntos. Mal cierre por estar situados por debajo de la media de la sesión, aunque positivo pro seguir respetando las referencias de control.

La recomendación sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los inquietos mientras no perdamos la zona de los 7.760, o si no podemos con los 7.980 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 7.470 y de los 7.420 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

A partir de hoy, y durante un tiempo, no voy a poder hacer más que un comentario semanal, por lo que consideraré la semana finalizada al cierre de cada jueves, intentando poner las referencias algo más amplias, confiando en que les sean de utilidad para sus decisiones de inversión durante la siguiente semana, aprovechando la ocasión para darles las gracias por estar ahí, teniendo la paciencia de seguir mis comentarios sobre la bolsa y la vida.

La semana finaliza con un retroceso de 180 puntos, equivalentes a una caída del 2,24%, que deja al Ibex 35 con una pérdida acumulada de 724 puntos, que suponen una minusvalía anual del 8,45%.

Telefónica. Ha perdido la zona de soporte de los 10,90 euros y ya sólo le quedan los 10,60 como referencia más cercana, por arriba se la juega en la resistencia situada en torno a los 10,90 – 11,10. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 10,60 euros.

Santander. No pudo romper el antiguo soporte de los 6,30, convertido ahora en resistencia y ha bajado en busca de apoyo. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 5,50 para los medioplacistas o no pierda los 5,70 euros para los perfiles más inquietos.

BBVA. Le ha pasado lo mismo que a su amigo cántabro, pero con la cota de los 6,70. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 5,90 para los medioplacistas o no pierda los 6,10 euros para los perfiles más inquietos.

Iberdrola. Se ha contagiado del virus de agotamiento que ha afectado a todas las acciones. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 3,40 para los medioplacistas o no pierda los 3,60 euros para los más inquietos.

Repsol. La cota de los 16,50 ha conseguido frenar en seco sus avances y ante las plusvalías acumuladas desde finales de julio se ha subido al tobogán de la recogida de beneficios acelerada. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 14,90 para los medioplacistas o no pierda los 15,30 euros para los inquietos.

Muchas gracias y feliz semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.