La mochila llena de buenas intenciones

El Ibex vuelve al cole con los cuadernos de vacaciones terminados, y la mochila llena de buenas intenciones, incluyendo una aceptable subasta de Deuda a corto plazo, que sigue encontrando compradores abonando un menor interés. Y aunque los datos no inviten al optimismo ni a la continuidad de los avances, nuestro índice en plan “los tres monitos”, se niega a ver, oír o escuchar lo que sucede a su alrededor, e inasequible al desaliento sigue rebotando una y otra vez desde la zona de soporte de los 7.270 puntos, donde por el momento la entrada de dinero consigue frenar la salida de papel.

De Guindos calcula en 60 mil los millones de euros necesarios para el rescate de la banca y curiosamente en julio los depositantes retiraron 74.228 millones de euros de los bancos, por lo que pueden contarnos lo que quieran, que casi nadie va a creerles. El dato del PIB confirma que seguimos acampados en “Villa Recesión”, y que difícilmente vamos a volver a crecer si seguimos igual de mal alimentados. Cataluña pide el rescate. Y el escenario de la economía real es desolador, falta todavía por descontar el efecto de la subida de impuestos, mientras la deuda sigue creciendo a niveles imposibles de pagar, por lo que somos muchos los que pensamos, que antes o después habrá que llegar a un acuerdo con nuestros acreedores para retrasar los pagos, buscando condiciones aceptables, o haciendo una quita cantando aquello de “Viva el no pagar”.

Aprovecho para recordar que en Estados Unidos desde que empezó la crisis se han liquidado 428 bancos y no ha pasado nada. Aquí por salvarlos a todos para justificar la nefasta gestión de sus responsables, en la mayoría de los casos políticos, va a terminar por quebrar el país, destrozando el llamado “Estado del Bienestar”, e hipotecando a los ciudadanos durante varias generaciones por el bien de “La Casta” y de sus al parecer intocables privilegios.
La apertura con hueco de agotamiento de subida, que fue cerrado, oscilando la jornada entre el máximo en los 7.404 y el mínimo en 7.284, para acabar cerrando en los 7.329 puntos. Mal cierre por estar situados por debajo de la media de la sesión, aunque positivo por seguir respetando las referencias de control más cercanas.

La recomendación sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los inquietos mientras no perdamos la zona de los 7.270 o si no podemos con los 8.350 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 6.920 y de los 6.850 puntos respectivamente.

Los tres valores más alcistas fueron…………………………..

Abengoa. El huracán del Caribe, en plan irónico, parece que anima a las empresas relacionadas con el viento. La recomendación es la de MANTENER mientras siga cerrando por encima de la zona de los 11,10 para los medioplacistas o no pierda los 13,30 euros para los perfiles más inquietos.

Acerinox. Con ganas de volver a presentarse a realizar la prueba del nueve. La recomendación es la de MANTENER mientras siga cerrando por encima de la zona de los 8,50 para los medioplacistas o no pierda los 8,70 euros para los perfiles más inquietos.

Gamesa. Vestas marca el rumbo y siguiendo su estela continúa recuperando centimillos. La recomendación es la de MANTENER mientras siga cerrando por encima de la zona de los 1,30 para los medioplacistas o no pierda los 1,50 euros para los más inquietos.

Los tres valores más bajistas han sido……………………..

FCC. Tiene problemas con la cota de la decena de euros y ahí está resolviendo sus dudas. La recomendación es la de MANTENER mientras siga cerrando por encima de la zona de los  9,30 euros.

OHL. Hoy ha sufrido un serio castigo del que desconozco los motivos. La recomendación es la de MANTENER mientras siga cerrando por encima de la zona de los 17,10 euros

Bankia. Vuelve a apuntarse a ser el farolillo rojo de la sesión. La recomendación es la de MANTENER mientras siga cerrando por encima de la zona de los 1,10 euros.

Muchas gracias y hasta mañana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.

Sobre el autor de esta publicación