Vuelve la incertidumbre a los inversores

Vuelven los toros a televisión, y el Gobierno continúa dando la puntilla a los ciudadanos más desfavorecidos. Hoy les ha tocado a los jóvenes parados, que ven peligrar las ayudas de superviviencia una vez acabe el subsidio de desempleo. Comentaba ayer un ingenioso twitero del que no recuerdo el apodo, que a los banqueros ineptos que han llevado a la intervención a las entidades que gestionaban, deberían limitarles el salario a cuatrocientos mil euros anuales, para todos aquellos que vivan con sus padres.

El mercado daba por descontado el rescate y empiezan a surgir dudas, sobre cuándo y cómo va a producirse, por lo que vuelve la incertidumbre y el nerviosismo a los inversores, que, ante la duda, optan por recoger los jugosos beneficios obtenidos por todos aquellos que han hecho el agosto; valorando que las medidas de austeridad nos llevan de cabeza al valle de la recesión, en el que da la impresión que estaremos acampados durante varios trimestres.

El aspecto técnico ha vuelto a deteriorarse y aunque quedan un par de zonas de soporte a las que agarrarse, e incluso rebotar; la no superación de los 7.600 puntos, dio los primeros síntomas de agotamiento, que han sido confirmados con la pérdida de los 7.390, barrera de los inquietos a la que me refería en el comentario del pasado fin de semana.

La apertura plana y con dudas, oscilando la jornada entre el máximo de los 7.323 y el mínimo en 7.183, para acabar cerrando en los 7.310 puntos. Buen cierre semanal, por estar situados por encima de la media de la sesión y por seguir respetando las referencia de control.

La recomendación sigue siendo la de MANTENER las posiciones ganadoras: los inquietos mientras no perdamos la zona de los 7.270 o si no podemos con los 8.360 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 6.900 y de los 6.800 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana finaliza con un retroceso de 251 puntos, equivalentes a una bajada del 3,32%, que deja al Ibex 35 con una pérdida acumulada de 1.256 puntos, que suponen una minusvalía anual del 14,66%.

Telefónica. No veo mayor problema mientras no pierdan la zona de los diez euros al cierre de la sesión. Mantener mientras siga cerrando por encima de dicha referencia.

Santander. Tiene problemas para seguir avanzando debido a las importantes plusvalías que acumula desde finales de julio. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 5,10 para los medioplacistas o no pierda los 5,50 euros para los más inquietos.

BBVA. Está cediendo terreno ante su implacable perseguidor. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 5,30 para los medioplacistas o no pierda los 5,70 euros para los más inquietos.

Iberdrola. Otro valor que necesita un respiro ante el esfuerzo realizado en la última arrancada. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 3,10 euros.

Repsol. Recuperándose de los excesos veraniegos, ha ayudado a más de un inversor a rellenar el tanque del depósito de gasolina con un cabreo menor. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 13,70 para los medioplacistas o no pierda los 14,10 euros para los más inquietos.

Muchas gracias y feliz fin de semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.

Sobre el autor de esta publicación