Triple hora bruja

Triple hora bruja. El tercer viernes del tercer mes de cada trimestre se produce el vencimiento de opciones y futuros sobre índices y acciones, y por eso hay operadores que prefieren llamar a estas sesiones cuádruple hora bruja, aunque las dos maneras se dan por buenas. Son sesiones caracterizadas normalmente por un volumen y volatilidad bastante elevados, y a veces “Los Señores del Mercado”, dan pistas sobre cuales pueden ser sus intenciones para el próximo trimestre.

Hay miedo al resultado de las elecciones de este fin de semana en Grecia, pese a que las dos formaciones con posibilidad de victoria han anunciado que no piensan abandonar el euro, aunque el equivalente a Izquierda Unida quiere renegociar las condiciones del rescate.

La mayoría de los inversores confían en que antes o después los mandatarios europeos darán con una solución, para que no siga haciendo estragos el efecto contagio de este dominó de la bola de nieve de la deuda que no para de crecer, en una espiral que nos lleva de cabeza a seguir por una larga temporada en el infierno de la recesión.

El rescate bancario a través del FROB, pese a desconocer algunos detalles importantes, da la impresión que ha sido positivo para el Ibex 35 y negativo para el resto de los ciudadanos, ya que llevamos todas las papeletas para acabar pagando la factura de la fiesta del bonus en la que no hemos participado.

El aspecto técnico sigue mejorando y mientras no perdamos la zona de los 6.540, que se convierte, según mi manera de trabajar, en el soporte de referencia más cercano, no me extrañaría acercarnos a los máximos del lunes, en torno a los 6.940 puntos, para definir desde ahí el siguiente movimiento.

La apertura con hueco de continuidad alcista, que fue cerrado, oscilando la jornada entre el máximo de los 6.829 y el mínimo en 6.659, para acabar cerrando en los 6.719 puntos. Mal cierre semanal, por estar situados por debajo de la media de la sesión, aunque positivo por seguir respetando las referencias de control.

La recomendación es la de  MANTENER las posiciones ganadoras: los inquietos mientras no perdamos la zona de los 6.570 o si no podemos con los 6.940 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de la zona de los 6.540 puntos.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana finaliza con un avance de 167 puntos, equivalentes a una subida del 2,55%, que deja al Ibex 35 con una pérdida acumulada de 1.847 puntos, que suponen una minusvalía anual del 21,56%.

Telefónica. Ha intentado recuperar los dos dígitos, pero se lo ha impedido la salida de papel recogiendo los beneficios de las últimas subidas. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 9,70 para los medioplacistas o no pierda los 9,80 euros para los más inquietos.

Santander. En principio le beneficia la desconfianza con la banca mediana, aunque hay dudas en todo el sector. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 4,70 para los medioplacistas o no pierda los 4,90 euros para los más inquietos.

BBVA. Sigue encantado jugando al cinquillo con ganas de pasarse al siete y medio. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 4,90 para los medioplacistas o no pierda los 5,20 euros para los más inquietos.

Iberdrola. Ha rebotado con fuerza y parece que esta vez se lo ha tomado en serio. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 3,30 para los medioplacistas o no pierda los 3,50 euros para los más inquietos.

Repsol. Quien le ha visto y quien le ve, ha pasado de ser el más fuerte a convertirse en el más débil de los cinco. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 12,50 para los medioplacistas o no pierda los 12,60 euros para los más inquietos.

Muchas gracias y feliz fin de semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.