Vuelta a la casilla de salida

El Ibex se ha dejado evaporar los escasos beneficios acumulados durante el ejercicio, volviendo al punto de partida. Seguimos atrapados desde finales de noviembre dentro del mismo movimiento lateral al que me he referido en numerosas ocasiones, con soporte en torno a los 8.200 y resistencia en los 8.800. Y a pesar de clavar el piolet el pasado día nueve en los 8.967, no hay manera de escapar de la mina, que se convierte en una especie de maldición.

Los resultados en la mayoría de las empresas están siendo peor de lo esperado, asistiendo a caídas de vértigo en las cotizaciones a las que uno no termina de acostumbrarse como pudieron ser las de Telecinco y Gamesa en la sesión del jueves, o la de Indra en la apertura del viernes.

Como a perro flaco todo son pulgas, nuestro índice no termina de arrancar, y está cada vez más descorrelacionado respecto al Dax y el Eurostoxx 50, por no hablar de los índices americanos, que siguen jugando en otra liga. La bolsa se ha convertido en una especie de casino abierto 24 horas, pero también sigue siendo un termómetro de la economía, que suele funcionar como indicador adelantado de lo que puede suceder los siguientes meses, y está claro que si en algo hay consenso, es en las expectativas negativas sobre la evolución de nuestra economía durante el 2012.

La apertura con hueco de agotamiento de caída, que fue cerrado, oscilando la jornada entre el máximo en los 8.568 y el mínimo en 8.456, para acabar cerrando en los 8.527 puntos. Buen cierre por estar situados por encima de la media de la sesión, aunque negativo por haber perdido la importante cota de los 8.600 puntos.

La recomendación de carácter general es la de LIQUIDEZ, o cortos los que los trabajan, salvo recuperación de la zona de los 8.610 puntos.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana finaliza con un retroceso de 129 puntos, equivalentes a una bajada del 1,49%, dejando al Ibex 35 con una pérdida de 39 puntos, que suponen una minusvalía anual del 0,45%.

Telefónica. Los resultados no han terminado de gustar a los analistas, pese a ser mejores de lo esperado. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 13,10 euros.

Santander. Volviendo a hacer equilibrios sobre su último soporte. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 6,20 euros.

BBVA. Si los dos grandes bancos y Telefónica no se animan es muy difícil encontrar marcha en el baile. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 6,80 euros, (ha cerrado a 6,77).

Iberdrola. Tanto va el cántaro a la fuente, que al final… Liquidez salvo recuperación de la zona de los 4,60 euros.

Repsol. Sigue buscando apoyo y rebotando desde la cota de los 20,40. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 20,40 para los medioplacistas o no pierda los 20,60 euros para los perfiles más inquietos.

Muchas gracias y feliz fin de semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.

Sobre el autor de esta publicación