La moda de los recortes

La sesión de viernes de vencimientos ha transcurrido de una manera muy tranquila, incluso aburrida, para la volatilidad a la que nos tienen acostumbrados. Mini rebote técnico tras las caídas del jueves que vuelven a complicar el escenario. Muchos esperaban que los mercados iban a premiar las medidas del Gobierno con subidas espectaculares, pero al final también la bolsa se ha apuntado a la moda de los recortes.

Estamos nos guste o no a las puertas de la feria de la recesión; con unas cifras de paro brutales que parece que en principio van a seguir aumentando; con una subida de impuestos que va a retraer recursos importantes del consumo y del ahorro. Resumiendo que el único motivo que invita al optimismo es el exceso de liquidez que la barra libre del BCE proporciona a los mercados y que antes o después los barriles de cerveza terminaran por agotarse. Sin olvidar el tema griego que sigue ahí vigilante y cada vez más enquistado.

El aspecto técnico ha vuelto a complicarse, volviendo a quedarnos atrapados en el movimiento lateral al que estoy cansado de referirme (8.200 – 8.800), en el que llevamos prisioneros desde finales de noviembre. Para colmo de males estamos encerrados entre dos huecos, el del miércoles 15, (8.741 – 8.708), y el del viernes 17, (8.558 – 8.612). Y como he comentado en otras ocasiones, esas situaciones suelen resolverse con un movimiento violento de unos doscientos puntos, en la dirección de la barrera que ceda primero.

La apertura con hueco de agotamiento de caída, que sigue abierto animando el escenario, oscilando la jornada entre el máximo en los 8.708 y el mínimo en 8.612, para acabar cerrando en los 8.657 puntos. Mal cierre por estar situados por debajo de la media de la sesión, aunque positivo por haber recuperado la importante cota de los 8.600 puntos.

La recomendación de carácter general es la de MANTENER las posiciones ganadoras: los inquietos mientras no perdamos la zona de los 8.600 o si no podemos con los 8.740 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 8.600 y de los 8.550 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos“.

La semana finaliza con un retroceso de 140 puntos, equivalentes a una pérdida del 1,59%, dejando al Ibex 35 con un beneficio de 91 puntos, que suponen una plusvalía anual acumulada del 1,06%.

Telefónica. Perdió su zona de soporte, transmitiendo su debilidad al Ibex 35. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 13,10 euros.

Santander. Ha capeado con bastante dignidad los últimos movimientos descendentes. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 6,10 o no pierda los 6,40 euros para los perfiles más inquietos.

BBVA. El hecho de perder la zona de los siete euros, ha complicado de nuevo su escenario. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 6,80 euros.

Iberdrola. Por lo menos ha conseguido mantenerse casi al margen de los últimos recortes. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 4,60 euros.

Repsol. Parece que ha convertido la zona de soporte de los 20,30, en su nuevo talismán. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 20,30 para los medioplacistas o no pierda los 20,60 euros para los perfiles más inquietos.

Muchas gracias y feliz fin de semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.

Sobre el autor de esta publicación