Finaliza la cuesta de enero

La dirección de trabajos especiales de Fomentibex ha realizado una buena obra, al dejar despejado el escalón superior en la escalera de la recuperación. Inaugurando el siguiente tramo de autopista, que a pesar de estar llena de baches, da la impresión de que puede empezar a ser transitable en breve.

Finalizada casi la cuesta de enero, el mercado vuelve a tener buen aspecto, pese a los problemas de la deuda portuguesa, cada vez más agriados o agriegados, y eso si que nos afecta por la elevada exposición a la misma de nuestros dos grandes bancos, y de abundantes inversores particulares. Un demoledor dato de paro por parte de la EPA, muy bien utilizado por el Gobierno que al filtrar la cifra de 5.400 intentan dar la impresión de que los 5.273.600 es mejor de lo esperado; lo que tendría su gracia, si no fuera porque tras cada cifra se esconde una tragedia con nombre, apellido y una vida rota.

La mejora del aspecto técnico abre un posible recorrido hasta la zona de los 9.400 puntos, donde deberíamos definir el siguiente movimiento. La pérdida de la zona de los 8.610 puntos, invalidaría esa posibilidad, volviendo al cansino movimiento lateral, (8.200 – 8.800), en el que llevamos atrapados desde finales de noviembre.

La apertura plana roja y con dudas, oscilando la jornada entre el máximo de los 8.746 y el mínimo en 8.624, para acabar cerrando en los 8.657 puntos. Mal cierre por estar situados por debajo de la media de la sesión, aunque positivo por seguir defendiendo las referencias de control.

La recomendación es la de MANTENER las posiciones ganadoras: los inquietos mientras no perdamos la zona de los 8.610 o si no podemos con los 8.810 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 8.500 y de los 8.480 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana finaliza con un avance de 95 puntos, equivalentes a una ganancia del 1,11%, dejando al Ibex 35 con un beneficio de 91 puntos, que suponen una plusvalía anual acumulada del 1,06%.

Telefónica. Volvió a buscar apoyo en el soporte de los trece euros, desde donde ha rebotado sin mucha alegría. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 13,30 euros.

Santander. Ha conseguido que los tenedores de participaciones preferentes que no vendieron los primeros días se hayan quedado muy contentos, lo que no deja de ser todo un triunfo. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 5,80 o no pierda los 6,10 euros para los perfiles más inquietos.

BBVA. La cercanía de la zona de los siete euros acelera la salida de papel consiguiendo frenar los avances. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 6,50 para los medioplacistas o no pierda los 6,80 euros para los más inquietos.

Iberdrola. Ha bajado a la cota de los 4,50 euros donde ha dado señal de compra para perfiles de riesgo. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 4,50 euros.

Repsol. Sigue débil a pesar de la subida del precio del petróleo y de sus importantes reservas de crudo, el apoyo en la zona de los 21,50 (mínimo semanal 21,56 euros), ha sido señal de compras de riesgo. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 21,80 euros.

Muchas gracias y feliz fin de semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.