La bruja nos ha dado un escobazo

La bruja nos ha dado un escobazo aprovechando su triple hora; menos mal que al final amainó el temporal y hemos acabado balanceándonos sobre la tela de la araña de los 8.200 puntos. El mercado sigue muy nervioso y el inversor final, está pillado o desaparecido en combate. El desánimo continúa instalado entre los que eligieron renta variable, que ven como semana tras semana, con puntuales excepciones, van evaporándose sus ahorros y los sueños sobre todo aquello que puede cambiarse por dinero.

El reclamo del dividendo, tradicional recorte de cupón de los ahorradores tradicionales, empieza a ser cuestionado o reducido por las compañías más importantes, y tras la decisión de Telefónica de reducirlo en 25 céntimos para el próximo ejercicio, se rumorea que más de una estaría dispuesta a seguir su ejemplo. Los partidarios de la renta fija tampoco es que lo tengan mucho mejor, ya que los rendimientos ofrecidos por las entidades en muy pocos casos consiguen superar a la inflación, con la consiguiente pérdida de poder adquisitivo. Y los que prefieren el ladrillo, ven como sigue la caída de precios, que parece no tener fin, y la rentabilidad de los alquileres apenas llega al 3%, una vez descontado los gastos, el IBI y demás zarandajas.

El aspecto técnico se ha deteriorado y vuelve a ser bajista, aunque la zona de los 8.200 puntos está funcionando muy bien como zona de soporte. Los rebotes son cada vez más débiles, y salvo la “mejoría” en las subastas de deuda de la pasada semana no hay ningún otro dato que invite al optimismo.

La apertura con hueco de continuidad alcista, que fue cerrado, oscilando la sesión entre el máximo en los 8.322 y el mínimo en 8.153, para acabar cerrando en los 8.203 puntos. Mal cierre semanal por estar situados por debajo de la media de la sesión, y por seguir alejados de las referencias de control.

La recomendación es la de LIQUIDEZ, o cortos los que los trabajan, salvo recuperación de la zona de los 8.320 puntos.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana finaliza con un retroceso de 446 puntos, equivalentes a una bajada del 5,16%, dejando al Ibex 35 con un saldo negativo de 1.656 puntos, que suponen unas minusvalías anuales del 16,79%.

Telefónica. Perdió su zona de soporte que estaba situada en torno a los 13,80 euros, y que comenté el fin de semana pasado. La decisión de recortar el dividendo no ha sentado nada bien al mercado. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 13,30 euros.

Santander. Ha vuelto a buscar apoyo en su soportazo de los 5,50 euros desde donde está rebotando con apenas fuerza. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 5,60 euros.

BBVA. Ha hecho equilibrios para no despeñarse por el tobogán de los seis euros , después de haber perdido sus dos referencias de control para esta semana. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 6,20 euros.

Iberdrola. No pudo sostenerse en los cinco euros y baja en busca de nuevo apoyo. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 4,80 euros.

Repsol. Sigue siendo el más fuerte, pero los rumores sobre la posible venta de un importante número de acciones por parte de Sacyr Vallehermoso le está pasando factura. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 21,80 euros.

Muchas gracias y feliz fin de semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.

Sobre el autor de esta publicación