Brindis al sol

La inyección de liquidez por parte de los bancos centrales, con la posterior relajación de la prima de riesgo, y del interés que pagamos por nuestro bono a diez años, ha dado alas a nuestro herido bolsín, que ha rebotado con fuerza desde las cercanías de los mínimos anuales, para acabar con un brindis al sol, una de sus mejores faenas semanales, (en lo que a revalorización se refiere), de los últimos años.

En cualquier caso, no deberíamos lanzar las campanas al vuelo dejándonos llevar por la euforia, ya que un demoledor dato de paro de noviembre nos enfrenta de nuevo ante el espejo de la crisis, y hasta que no se consiga reducir esa cifra, no se puede hablar de crecimiento, ni del consumo, ni de las expectativas, ni de los brotes verdes, ni de nada. Es una vergüenza porque tras la frialdad de esas cifras, hay seres humanos, con nombre y apellidos, y da hasta cierto pudor celebrar la recuperación de las bolsas, aunque afecte a ocho millones de familias con capacidad de ahorro, e influya en el efecto riqueza, cuando otros casi cinco millones de ciudadanos empiezan a tener dificultades cada vez mayores, para llenar la bolsa de la compra con lo imprescindible para llegar a fin de mes.

El aspecto técnico sigue mejorando, y seguimos dentro del mismo rango lateral, con un posible objetivo en la zona de los 9.030, siempre y cuando sigamos cerrando por encima de los 8.290 puntos. Voy a estar un par de días de vacaciones, por lo que me despido hasta el próximo miércoles. Sean felices, pierdan poco y no se coman el coco.

La apertura con hueco de agotamiento de caída, que sigue abierto consolidando el escenario, oscilando la sesión entre el máximo en los 8.624 y el mínimo en 8.497, para acabar cerrando en los 8.558 puntos. Buen cierre semanal por estar situados casi en la media de la sesión, y por haber recuperado interesantes referencias de control.

La recomendación es la de MANTENER las posiciones ganadoras: los inquietos mientras no perdamos la zona de los 8.290 o si no podemos con los 9.030 puntos. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de la zona de los 8.240 puntos.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana finaliza con un avance de 795 puntos, equivalentes a una subida del 10,24%, dejando al Ibex 35 con un saldo negativo de 1.300 puntos, que suponen unas minusvalías anuales del 13,19%.

Telefónica: recuperó con fuerza la zona de los 13,20, donde estaba situada la última señal de compra, e intenta atacar la resistencia de los catorce euros. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 13,60 euros.

Santander: rebotó con fuerza desde los 5,10, dando entrada al dejar atrás los 5,30 euros, mencionados en el comentario del pasado fin de semana. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 5,50 euros.

BBVA: sigue marcando distancias respecto al colega cántabro, al que le cuesta cada vez más esfuerzo seguir su ritmo. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 5,90 euros.

Iberdrola: ha dejado atrás, como casi todos los valores del índice su zona de resistencia, y sigue caminando hacia cotas más altas. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 4,80 euros.

Repsol: ha destrozado la zona de los 20,30, donde estaba situada la última señal de compra y sigue avanzando como una moto hacia los veintitrés euro. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 21,20 para los medioplacistas, o no pierda los 22,30 euros para los perfiles más inquietos.

Muchas gracias y feliz puente.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.

Sobre el autor de esta publicación

Ignacio Sebastián de Erice

Nació en Burdeos en 1955. Desde hace quince años se dedica de manera profesional, exclusiva e independiente a los mercados.

En junio de 2003, fundó la web Bolsakrak.com desde la que asesora tanto a jornaleros bursátiles como a inversores medioplacistas.

En 2007 publicó un libro contando sus experiencias de esos años “La bolsa y la vida, confesiones de un jornalero“, va por la segunda edición, de la que se han hecho varias impresiones y ha sido publicado también en México, para ser distribuido en algunos países de habla hispana.

Colaboró en Financiero Digital, escribiendo comentarios diarios sobre la bolsa, y a veces también sobre la vida.

Colabora y ha colaborado en numerosos programas radiofónicos de bolsa y economía, principalmente en los consultorios, intentando responder a las dudas de los oyentes, en las emisoras de Punto Radio, Radio Intereconomía, Onda Cero y Gestiona Radio.