Adiós, ganancia, adiós

El Ibex 35 parece uno de los becarios más torpes del Actor´s Studio, y no para de sobreactuar al ser incapaz de interpretar correctamente su papel. Los bandazos, el oleaje del temporal griego, (da la impresión de que más que intentar solucionar el problema, suponiendo que sepan como hacerlo, las autoridades políticas y financieras están tan asustadas, que lo único que intentan es ganar tiempo), y la importante ponderación de los dos grandes bancos en el índice, están llevando a los operadores al borde de un ataque de nervios, para satisfacción de los brokers, los cardiólogos y los farmaceúticos especializados en la venta de tranquilizantes, ya que parecen ser que los únicos gremios que consiguen sacar beneficios con esta volatilidad salvaje, porque los inversores no ganan para sustos y están cada vez más hartos, cansados de ver como día tras día se siguen evaporando sus ahorros.

El aspecto técnico ha variado poco, ya que seguimos dentro de la misma cansina lateralidad entre la zona de soporte de los 9.800 y la de resistencia en torno a los 10.420 puntos, con el inconveniente añadido de que hacia tiempo que el mercado no daba tantas señales falsas, tanto de fortaleza como de debilidad, convirtiendo a la bolsa en una caja de desagradables sorpresas. Tanto que a veces dan ganas de olvidarse una temporada del mercado, quedarse en liquidez, hacer un plazo fijo hasta septiembre, apagar los ordenadores, e irse de viaje a algún país lejano, o a la playa, o la montaña, para recuperar aquellos largos veraneos de la niñez, en los que disfrutábamos del día a día, sin nada que hacer, salvo jugar, bañarse, comer, leer, divertirse y hacer apresuradamente la página del cuaderno de vacaciones, para conseguir que nuestros padres nos dejaran volver a casa un poco más tarde.

La apertura con hueco de agotamiento de caída, que fue cerrado, oscilando la sesión entre el máximo en los 10.085 y el mínimo en 9.770, para acabar cerrando en los 9.812 puntos. Mal cierre semanal por estar situados por debajo de la media de la sesión, y por seguir alejados de la primera referencia de control.

La recomendación de carácter general, sigue siendo la de LIQUIDEZ, o cortos los que los trabajan, salvo recuperación de la zona de los 10.080 puntos.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana finaliza con un retroceso de 322 puntos, equivalentes a una pérdida del 3,18%, que deja al Ibex 35 con un saldo negativo de 46 puntos, que suponen unas minusvalías anuales del 0,47%.

Telefónica: No pudo consolidar la zona de los 16,60 euros y vuelve a bajar en busca de apoyo. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 16,30 euros.

Santander: El fantasma de la quiebra griega se extiende por el sector bancario. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 7,70 euros.

BBVA: Ha vuelto a trastear el soporte de los 7,40 que coincide con los 9.800 puntos del Ibex 35. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 7,70 euros.

Iberdrola: Sigue débil y sus referencias no han variado desde el viernes pasado, por lo que puede servirnos el mismo comentario, ajustando la referencia. Liquidez salvo recuperación de la zona de los seis euros.

Repsol: Ha perdido la que para mi es la zona clave para mantenerla o no en la cartera y que suelo denominar la frontera del miedo, lo malo es que la ha atravesado varias veces durante las últimas semanas. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 22,30 euros.

Muchas gracias y feliz fin de semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.