Pérdida del dique psicológico

Finalizamos la primera semana entera de junio, navegando en el mismo mar de dudas. Trichet anuncia una posible subida de tipos para julio, y el tema de la deuda griega, sigue ocupando la atención y el tiempo de los analistas. El consenso apunta a que antes o después deberán hacer una quita, y algunos economistas comienzan a cuestionar las ayudas que se han llamado “rescate”, planteando la duda de a quién se rescata realmente. ¿A la economía griega, o a los bancos alemanes y franceses, que son junto al BCE, los principales tenedores?.

El aspecto técnico sigue bastante deteriorado. La pérdida del dique psicológico de los diez mil, debería llevarse por delante los escasos beneficios anuales acumulados, intentando frenar en torno a los 9.800 puntos. Y si se produce el ansiado rebote deberíamos encontrar muchas dificultades en el ascenso, ya que muchos inversores aprovecharán para abandonar el mercado en mejores condiciones. Para no privarnos de nada y como dicen que a perro flaco todo son pulgas, el viernes 17, tenemos sesión de vencimientos de las llamadas de “triple hora bruja”.

Cambiando de tema y como es fin de semana, ayer fui a ver una película francesa “Pequeñas mentiras sin importancia”, que me permito el atrevimiento de recomendar a los lectores aficionados al cine, sobre todo si veranean en la playa junto a sus amigos de toda la vida, aunque es posible que les guste también a los navegantes y viajeros solitarios.

La apertura con hueco de agotamiento de subida, que fue cerrado, oscilando la sesión entre el máximo en los 10.129 y el mínimo en 9.910, para acabar cerrando en los 9.950 puntos. Mal cierre semanal por estar situados por debajo de la media de la sesión, y por no ser capaces de recuperar ninguna de las referencias de control.

La recomendación de carácter general, es la de LIQUIDEZ, o cortos los que los trabajan, salvo recuperación de la zona de los 10.170 puntos.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana finaliza con un retroceso de 335 puntos, equivalentes a una pérdida del 3,26%, que deja al Ibex 35 con un saldo positivo de 92 puntos, que suponen unas plusvalías anuales del 0,93%.

Telefónica: Sigue muy débil camino del antiguo soporte en torno a los 15,80 euros. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 16,50 euros.

Santander: Vuelve a buscar apoyo en la zona de los 7,70 euros, que no debería perder. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 7,80 euros.

BBVA: Ha cedido unos céntimos en el precio, aunque se resiste a ser el perfecto segundón. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 7,70 euros.

Iberdrola: Esta semana se ha movido tan poco, que no tengo que cambiar ni el comentario. No termina de arrancar, aunque sigue aguantando en torno a la media docena de euros. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 6,10 euros.

Repsol: Ha perdido la zona de soporte para los medioplacistas, por lo que marca estar al margen. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 22,30 euros.

Muchas gracias y feliz fin de semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.