Pinito del Oro

Finalizamos la semana de viernes de vencimientos haciendo equilibrios en el alambre del trapecio, para no tropezar y caernos al fondo del barranco, como si el mercado fuera un torpe imitador de “Pinito del Oro“. La única ventaja es que tenemos la red de los stops, bien para que no se evaporen los beneficios, o bien para limitar las pérdidas hasta el límite que estemos dispuestos a asumir en cada operación, procurando que no traspasen nunca el umbral del miedo, que es aquel punto, diferente para cada inversor, a partir del cual vamos a ser incapaces de vender, pasando a formar parte de la numerosa colonia de “inversores pillados”, también conocidos como los de… “sabes, es que yo invierto a largo plazo“.

No somos capaces de recuperar la zona de los 10.450 puntos y aunque digan que un pesimista es un optimista bien informado. Hay más motivos para el recorte que para la recuperación. La prima de riesgo sigue desbocada. La deuda de Grecia sin solucionar. Los datos macro bastante deprimentes. El aspecto técnico rezuma debilidad, y así sucesivamente.

Como muchos estarán leyendo este comentario publicado el viernes 20, el lunes 23 y ya conocen los resultados electorales. Espero, deseo y confío en que la jornada de reflexión haya transcurrido sin incidentes dignos de mención. Seguro que, como casi siempre, todos se sentirán ganadores, o como le escuché decir hace años a un familiar con sentido del humor… “Hemos perdido los conservadores y hemos ganado los liberales”.

La apertura con hueco de continuidad alcista, que fue cerrado, oscilando la sesión entre el máximo en los 10.449 y el mínimo en 10.190, para acabar cerrando en los 10.226 puntos. Mal cierre semanal por estar situados por debajo de la media de la sesión, y por no haber sido capaces de recuperar la referencia de los 10.450 puntos.

La recomendación de carácter general, es la de LIQUIDEZ, o cortos los que los trabajan, salvo recuperación de la zona de los 10.390 puntos.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana finaliza con un retroceso de 130 puntos, equivalentes a una pérdida del 1,25%, que deja al Ibex 35 con un saldo positivo de 367 puntos, que suponen unas plusvalías anuales del 3,73%.

Telefónica: Sigue deslizándose por el tobogán y su aspecto es cada vez más frágil y delicado. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 16,90 euros.

Santander: No ha podido cerrar por encima de los ocho euros, señal evidente de debilidad. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 8,10 euros.

BBVA: Igualándose con su colega para que no haya envidias con la cotización. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 8,20 euros.

Iberdrola: Al final le ha dado un chispazo y pierde la zona de soporte. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 6,10 euros.

Repsol: Es el único que sigue manteniendo el tipo. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 22,20 euros.

Muchas gracias y feliz fin de semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.

Sobre el autor de esta publicación