Encefalograma plano

La bolsa sigue débil y con el encefalograma plano, ya que no hay noticias que animen al entusiasmo. El dinero sigue agazapado y espera con prudencia al viernes de vencimientos y a los resultados electorales. Japón, afectada por el terremoto, el tsunami y las fugas de las centrales nucleares ha entrado en recesión, y el único consuelo ha vuelto a ser la subasta de obligaciones, en la que seguimos consiguiendo financiación a precios razonables.

Los mercados aburren, y la calle ruge, en un movimiento espontáneo y cada vez más numeroso, que ha pillado desprevenido a casi todo el mundo. La prohibición de la Junta Electoral de las concentraciones, en una metedura de pata sin precedentes, y saltándose a la torera el artículo 21 de la Constitución (1. Se reconoce el derecho de reunión pacífica y sin armas. El ejercicio de este derecho no necesitará autorización previa. 2. En los casos de reuniones en lugares de tránsito público y manifestaciones se dará comunicación previa a la autoridad, que solo podrá prohibirlas cuando existan razones fundadas de alteración del orden público, con peligro para personas o bienes), haciendo recordar épocas afortunadamente superadas, les ha dado alas, consolidando las protestas y aumentando la indignación de los ciudadanos, que cada vez vemos con más simpatía a los manifestantes.

Es curioso porque somos un país libre, pero la democracia tras 36 años de la muerte del dictador sigue siendo puramente formal. No hay separación de poderes. Votamos listas cerradas, que en definitiva son siglas encabezadas por un líder supremo de cuya sumisión al mismo depende quien va a ser incluido en las mismas. La ley de D´Hont que rige nuestro sistema electoral no es democrática y el concepto básico de “una persona, un voto” se evapora en la distribución de escaños, favoreciendo a los dos grandes partidos y a los nacionalistas, y perjudicando a los pequeños que se presentan en todo el Estado, como es el caso de IU y UPyD. Etc, etc, etc…

En cualquier caso el movimiento, aunque no para de crecer, sigue siendo minoritario y no creo que afecte como mucho a más de un millón de votos sumados entre los manifestantes, los simpatizantes, sus familiares y sus amigos. Si consiguen darle continuidad y unir con unos puntos mínimos a toda la amalgama de participantes en este Babel ideológico, sabiendo lo que no quieren pero con dificultades para coincidir en unas reivindicaciones concretas y realizables, parece evidente que tienen futuro y mucho que decir y conseguir. La derecha está asustada y eso que en teoría, al ser los ganadores de las encuestas, van a ser los principales beneficiados por la abstención, el voto nulo o el voto en blanco, (el voto en blanco sólo tendría sentido, si se computara como otra fuerza política más, es decir con escaños vacíos). La presunta izquierda también lo está, pero en el fondo saben que si pierden y pasan a la oposición, aunque sean responsables de la situación, pueden intentar incorporarse a la corriente del río, cada vez más caudaloso de la indignación.

Una de las cosas que produce más rabia entre los manifestantes, aparte de los privilegios de la casta política a costa de nuestros impuestos, es ver como coinciden en las votaciones importantes los dos grandes partidos. Los diputados miran obedientes al jefe de filas que les dice lo que deben votar, y vemos como en numerosas ocasiones aprueban con porcentajes cercanos al 90%, asuntos y temas a los que nos oponemos más del 50% de la población; como ha podido ser la llamada Ley Sinde, para con la disculpa de defender los derechos de autor, intentar controlar la red; o la participación en los bombardeos de Libia, donde por cierto se han manchado las manos de sangre en la proporción que les corresponda, al asesinar población civil, a la que en el colmo del cinismo denominan “daños colaterales”, incluyendo en el lote a los nietos de Gadafi.

Como anécdota y para terminar, les diré que casi siempre que coincido con algún conocido o amigo del PP o del PSOE y surge la política, les digo, con el único objetivo de reírme y entretenerme un ratillo, que me digan cinco diferencias entre ellos y los otros, y todavía no he conseguido encontrar ningún simpatizante o militante de base, que me haya dicho algo más que frases hechas o trivialidades. Les pido disculpas por el mitin de hoy, pero es que como pueden observar, a pesar de ser un privilegiado, por tener trabajo y dedicarme a lo que me gusta, también estoy INDIGNADO.

La apertura con hueco de continuidad alcista, que fue cerrado, oscilando la jornada entre el máximo en los 10.421 y el mínimo en 10.286, para acabar cerrando en los 10.376 puntos. Buen cierre, por estar situados por encima de la media de la sesión, aunque negativo por seguir sin ser capaces de recuperar las principales referencias de control.

La recomendación es la de LIQUIDEZ, o cortos los que los trabajan, salvo recuperación de la zona de los 10.390 puntos.

Los tres valores más alcistas fueron…

Sacyr Vallehermoso: La refinanciación de sus posiciones en Repsol ha disparado la cotización. La recomendación es la de MANTENER mientras siga cerrando por encima de la zona de los 7,10 para los medioplacistas o no pierda los 7,70 euros para los más inquietos.

Red Eléctrica: Sigue controlando la distribución de la energía a buen ritmo. La recomendación es la de MANTENER mientras siga cerrando por encima de la zona de los 40,70 para los medioplacistas o no pierda los 42,10 euros para los más inquietos.

IAG: Vuelve a intentar volar hasta la cota de los tres mil pies, pero se lo impide el precio del petróleo. La recomendación es la de MANTENER mientras siga cerrando por encima de la zona de los 2,70 para los medioplacistas o no pierda los 2,80 euros para los más inquietos.

Los tres valores más bajistas han sido…

Abertis: Ahí está luchando por no perder los dieciséis euros, aunque le cuesta. La recomendación es la de MANTENER mientras siga cerrando por encima de la zona de los 15,40 euros.

Gamesa: Se cumplió el dicho de comprar con el rumor y vender con la noticia. La recomendación es la de MANTENER mientras siga cerrando por encima de la zona de los 6,30 euros.

Bankinter: Vuelve a liderar las caídas y su aspecto sigue siendo delicado. La recomendación es la de LIQUIDEZ salvo recuperación de la zona de los 4,80 euros.

Muchas gracias y hasta mañana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones. Son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.

Sobre el autor de esta publicación