Una bofetada en la conciencia

La EPA nos da con su dato de paro, una bofetada en la conciencia, enfrentándonos ante el espejo de la dura realidad, donde hablar de las ganancias bursátiles produce casi tanta vergüenza, como escuchar las declaraciones rimbombantes de los responsables políticos, que incapaces de controlar el tsunami, se limitan a sobrevolarlo cruzando los dedos para que la furia de las aguas no les alcance. Mientras nos entretienen con los duelos de modernos y millonarios gladiadores, que escuchando sus declaraciones tras los partidos, parece que acaban de descubrir la penicilina o el remedio contra el cáncer; sin olvidar las bodas de los que viven felices, comiendo perdices, que acaban convirtiéndose en un desfile de una minoría de ricos y famosos, que siguen justificando sus privilegios, con la ayuda de los medios, frente a una legión de pobres y parados, que aplauden encantados la escenificación de su opulencia.

Finaliza el mes de abril sin plusvalías mil, pero con una agradable revalorización del 2,86%, que ayuda a salvar los muebles, y a enfrentarnos al mes de mayo, con ganas de atacar la cota de los once mil puntos. A favor, los resultados, y el aspecto técnico de los índices que invita a dibujar ese escenario. En contra, la posible negociación para el pago de la deuda griega, y el viejo refrán de Wall Street que dice…“Sell in may and go away”

La apertura con hueco de continuidad alcista, que fue cerrado, oscilando la sesión entre el máximo en los 10.911 y el mínimo en 10.805, para acabar cerrando en los 10.878 puntos. Buen cierre semanal por estar situados por encima de la media de la sesión, y por seguir mirando por encima del hombro a todas las referencias de control.

La recomendación es la de MANTENER las posiciones ganadoras: Los inquietos mientras no perdamos la zona de los 10.580 o si no podemos con los 11.060. Los moderados y los conservadores mientras sigamos cerrando por encima de las zonas de los 10.480 y de los 10.390 puntos respectivamente.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana finaliza con un avance de 295 puntos, equivalentes a una ganancia del 2,79%, que deja al Ibex 35 con un saldo positivo de 1.020 puntos, que suponen unas plusvalías anuales del 10,34%.

Telefónica: El próximo viernes día 6 abonará 75 céntimos de dividendo que ya he descontado en las referencias. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 17,10 para los medioplacistas o no pierda los 17,30 euros para los perfiles más inquietos.

Santander: Este fin de semana abona casi 23 céntimos de dividendo. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 8,10 para los medioplacistas o no pierda los 8,30 euros para los más inquietos.

BBVA: Iba casi empatado en precio, que no en capitalización con su colega Santanderino, pero el dividendo vuelve a marcar distancias. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 8,30 para los medioplacistas o no pierda los 8,60 euros para los inquietos.

Iberdrola: Vuelve a rebotar desde su cama elástica en los seis euros y veremos si es capaz de recuperar los 6,50, donde está situada su siguiente zona de resistencia. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 6,10 para los medioplacistas o no pierda los 6,20 euros para los inquietos.

Repsol: Vuelve a ser el alumno más aplicado entre los cinco pilares del Ibex 35. Mantener mientas siga cerrando por encima de la zona de los 22,10 para los medioplacistas o no pierda los 23,50 euros para los más inquietos.

Muchas gracias y feliz fin de semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.

Sobre el autor de esta publicación