Campana y se acabó

Finaliza 2010, el año en que nos ajustaron alarmantemente, porque con la disculpa de la crisis, el Gobierno rendido al poder de los mercados y a las directrices de los organismos internacionales, ha apretado los tornillos hasta límites insospechados, mezclando churras con merinas y sin darnos ninguna explicación. Por ejemplo: ¿Qué tiene que ver la reforma de las pensiones y el posible retraso en la edad de jubilación, con la crisis financiera?. Lo que más siento es que como siga creciendo el diferencial con el bono alemán y tengamos que pagar cada vez más intereses por nuestra refinanciación, todos los sacrificios que han exigido a los sectores más débiles no van a servir para nada; porque ojalá me equivoque, pero me da la impresión de que van a ser tragados por el sumidero del deudalismo. ¿Se acuerdan cuando decían que iban a refundar el capitalismo, impedir los paraísos fiscales, perseguir el fraude fiscal con una posible amnistía para el dinero negro y luchar por aflorar la economía sumergida? Sólo con los recursos generados por esas medidas, no hubiera sido necesario hacer nada más.

Mientras la brecha entre los políticos y los ciudadanos sigue creciendo, entre otras cosas porque se supone que son nuestros asalariados, que están ahí por su vocación de servidores públicos, aunque a veces se comportan como si fuéramos sus súbditos, tratándonos en la mayoría de los casos como si tuvieran serias dudas sobre la capacidad de nuestro coeficiente intelectual, (como botón de muestra nos sirve el cafelito del Ministro de Industria intentando quitarle importancia a la subida de las tarifas eléctricas) . Más preocupante todavía es el abismo que se está generando entre los privilegiados a los que no les afecta la crisis, ya que incluso están acumulando más capital, y la gran mayoría de la población que empieza a no tener ya nada que perder, con el peligro evidente de algún episodio de estallido social. Como dato curioso, el importe que va a ahorrarse el Gobierno con la congelación de las pensiones, es prácticamente el mismo que lo que se desgravan en su declaración de la renta los suscriptores de planes privados de jubilación.

Respecto a la bolsa que les voy a decir que ustedes no sepan, pese a su conversión en una especie de gran casino, dominado por los robots que controlan las operaciones, repartiendo los premios adecuadamente; sigue siendo también, nos guste o no, el espejo donde se refleja la imagen de un país y de su economía, y señores: Esto es lo que hay.

El aspecto técnico ha vuelto a deteriorarse y la pérdida de la zona de los 10.030 puntos ha complicado de nuevo el escenario. El año finaliza con una pérdida del 17,427% y ante la contundencia de ese dato, sobran las palabras, salvo para desearles un Feliz 2011 lleno de salud, tranquilidad, y si es posible, plusvalías.

La apertura plana y con dudas, oscilando la sesión entre el máximo de los 9.997 y el mínimo en 9.858, para acabar cerrando en los 9.859. Mal cierre anual, por estar situados en casi los mínimos de la sesión, y por estar alejados de la referencia de control más cercana en la cota de los 9.990 puntos.

La recomendación de carácter general es la de LIQUIDEZ, o cortos los que los trabajan, salvo recuperación de la zona de los 9.990 puntos.

Resumen semanal y repaso de los “cinco magníficos”.

La semana finaliza con un retroceso de 248 puntos, equivalentes a una pérdida del 2,45%, aumentando la caída anual del Ibex 35 hasta los 2.081 puntos, que dejan las minusvalías acumuladas en el 17,427%.

Telefónica: Perdió la zona de los 17,30 euros, que era la señal para la recogida de beneficios. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 17,20 euros.

Santander: Al final se quedó sin el bizcocho de los ocho euros. Liquidez salvo recuperación de la zona de 8,10 euros.

BBVA: Sigue los pasos del Santander, pero cada semana le cuesta más esfuerzo. Liquidez salvo recuperación de la zona de los 7,80 euros.

Iberdrola: Se resiste a recortar, aunque la cercanía de los seis euros, provoca la salida de papel. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 5,60 para los medioplacistas o no pierda los 5,70 euros para los más inquietos.

Repsol: Es con diferencia el que tiene mejor aspecto y el más alcista de los cinco. Mantener mientras siga cerrando por encima de la zona de los 20,80 euros.

Muchas gracias y feliz fin de semana.

AVISO LEGAL: Este comentario no supone una incitación a la compra venta de acciones, son simples referencias para que cada inversor tome sus propias decisiones de inversión en función de su perfil de riesgo.

3 comentarios
  1. José Ruiz says:

    Excelente artículo. Todas sus preguntas son pertinentes. Veremos como las responde (no le creo capaz de resolverlas) Francisco, si como Papa que es, o como presidente de una ONG, (¿laica?) o partido u "organización" que parece ser.

  2. Odoacro says:

    Celebro poder comentar sus artículos, siempre tan sensatos y atinados, especialmente cuando trata temas jurídicos. Respecto a lo que hoy nos concierne: Lo que hay que hacer con las declaraciones del Papa (de éste y de todos los anteriores) es tomarlas como hechas por un mortal cualquiera. Una persona muy importante y cualificada, sin duda, cuyas palabras deben ser tenidas en cuenta por los católicos; pero persona al fin y al cabo. Ni el Papa es "Dios en la Tierra" (como pretende un familiar mío), ni sus opiniones son dogma de fe. Por otra parte, yo creo que este Papa en concreto quiere que se le desmitifique, que se considere que lo que el dice no es "palabra de Dios", sino reflexiones de un hombre de buena fe, que habla según le inspiera a él el Evangelio.

  3. Chesmaloli says:

    Este santo, pues hay que serio para no huir de La Curia, ha escandalizado dos veces en poco tiempo.
    Legitimando la violencia "si se meten con mi mamá" y ahora llamando conejas a las multimadres y por ende a los conejos machos.
    Hay de quien sea causa de escándalo!
    Es que hemos perdido la fe en la palabra de Jesús?
    Es que la violencia verbal puede ser contestada con la física?
    Tengo cuatro hijos, soy un conejo?
    Mientras tanto falta caridad con los divorciados, con las mujeres con vocación que no pueden ser sacerdotisas. Es que la menstruación las hace impuras?
    Y nos ilusionó a mucha gente.....pero las mejores expectativas no se suelen cumplir. Pena y dolor.

Los comentarios están desactivados.