Añadir el coste ambiental a la carne incrementaría su precio un 146%

carne

Sobre el autor de esta publicación