Impedimenta publica Westwood, de Stella Gibbons

No es muy frecuente el caso de que la autora de una parodia literaria alcance mayor reconocimiento en la posteridad que la escritora objeto de la sátira. Sin embargo, esto le ha ocurrido a Stella Gibbons con 'La hija de Robert Poste' respecto a la parodiada Mary Webb. Ahora, Impedimenta publica otra novela de Gibbons: 'Westwood'.

No deja de resultar curioso el hecho de que una escritora que se dio a conocer parodiando a otra haya tenido, con el paso del tiempo, mayor vigencia y actualidad que la que es objeto de su ironía. Sin embargo, esto ha sucedido con la británica Stella Gibbons (Londres, 1902-1989), que, dotada de un peculiar sentido del humor, decidió ejecutar una parodia de las novelas de Mary Webb, entonces narradora de moda en Inglaterra.

Stella Gibbons ambienta 'Westwood' en Londres (en la foto)

Stella Gibbons ambienta 'Westwood' en Londres (en la foto, una calle de la zona antigua de la ciudad)

Ésta escribía historias ambientadas en la campiña inglesa dominadas por un tono bucólico e idílico y, pese a la fama que obtuvo en su época, hoy ha caído en el olvido. No obstante, la parodia ejecutada por Stella Gibbons, que se titula 'La hija de Robert Poste', aún continúa publicándose con éxito.

Claro que el humor siempre ha sobrevivido mejor que lo serio y la novela de Gibbons es una jocosa historia en la que resulta peculiar hasta la protagonista: Flora es una muchacha que ha recibido una "educación cara, deportiva y larga" y que, tras quedarse huérfana, como no quiere trabajar, se hace acoger por unos parientes, los Starkadder, que viven en una bucólica aldea cuya vida gira en torno al "florecimiento de la parravirgen". Allí, tratará de solucionar la vida de todos los peculiares habitantes de la zona, aunque con discreto éxito.

Bien es cierto que ésta es una de las pocas novelas que se continúan reeditando de la autora británica, aunque su secuela, 'Flora Poste y los artistas', también tuvo cierto éxito. Y ello a pesar de que editoriales como Impedimenta intentan difundir su obra fuera del Reino Unido. Ahora publican 'Westwood', una narración que se halla por debajo de 'La hija de Robert Poste', considerada por algunos como una de las mejores creaciones paródicas de la literatura británica del siglo XX.

Ambientada en esta ocasión en el desolado Londres de la Segunda Guerra Mundial, está protagonizada por Margaret Streggles, una joven poseída por cierto idealismo (como Flora) que se pasa el día imaginando ensoñaciones románticas y que tiene veleidades artísticas. Por el contrario, su amiga Hilda es una coqueta capaz de flirtear con todos y mantener la alegría a pesar de lo dramático de la situación. Sin embargo, Margaret encontrará sentido a su vida cuando, por casualidad, se ve introducida en un círculo de intelectuales de Hampstead Heath donde destacan el pintor Alex Niland y su suegro, un insolente autor teatral llamado Gerard Challis. No es una mala novela y se lee con agrado, aunque carece del humor que domina 'La hija de Robert Poste', sin duda, la obra maestra de la autora.

Fuente: Editorial Impedimenta.

Foto: Besopha.