'Y de repente fue ayer' de Boris Izaguirre

'Y de repente fue ayer' de Boris Izaguirre es una novela que cuestiona a la revolución cubana como un mito que ha llegado a su momento de desengaño. En el relato ocurren bacanales antes del triunfo de la revolución que actualizan el modo de vida gay de los protagonistas. Mientras se busca reconstruir el país que sale del régimen de Batista, los gay buscan reproducir su Eros y su ideología en la cultura de masas.

"Boris Izaguirre"

"Boris Izaguirre"

Boris Izaguirre (Caracas, Venezuela, 1965) es un periodista, conductor de shows de televisión, guionista de telenovelas y escritor de novelas, nacionalizado español. Izaguirre escribe en la revista Zero de perspectiva gay, que es la que asume y defiende, incluso su novela 'Y de repente fue ayer' tiene cierta caracterización bisexual y gay de sus personajes. Es una novela escrita para desmitificar la revolución cubana, juzgada como engaño por este escritor que confiesa jamás haber pisado suelo cubano, en su relato recién ha ganado la revolución.

En esta historia dos amigos gay, uno guapo y seductor Óvalo y otro desgarbado y con talento para la radio y telenovela Efraín Rotundo ven en crisis su mundo de bacanales con el triunfo de la revolución de Fidel Castro, personaje que se instalará de forma omnímoda en la conciencia colectiva, imponiendo un régimen de emergencia que cuestionará los desmanes a los que están acostumbrados. Un periodo de dictadura es actualizado negativo para todos, más aún para la gente que solo se ocupaba en fiestas, distracciones u orgías como Efraín y Óvalo.


Con la revolución la fiesta se vuelve resaca

"Y de repente fue ayer (2009)"

"Y de repente fue ayer (2009)"

Esta novela aparece el 2009 y actualmente sólo se puede descargar su primer capítulo, titulado Fiesta, en él, Efraín se encuentra en la resaca de una bacanal donde su amigo gringo Catire (que significa rubio en dialecto caribeño) acaba de cumplir con tres mujeres, las que dormitan desnudas en sus muebles, una de ellas Josefa o Josela se salva de morir ahogada cuando Efraín le extrae con los dedos un trozo de condón que tenía dentro de la boca. Catire es experto en preparar tragos que adormecen a sus mujeres y representa el enclave gringo  en Cuba.

Efraín recuerda a dos amigos que son los plus non ultra del amante para él, Óvalo y el negro prieto, ambos consumados mujeriegos, en el primer capítulo solo están enunciados y son un símbolo de la posibilidad de dedicarse a las bacanales en Cuba antes de Fidel Castro. El dictador es mencionado en la radio, porque recién acaba de ascender al mando, todo está en calma chicha, a punto de venir la tormenta que sería la etapa sin libertad de prensa, con ejecuciones y asilamiento internacional, a todo ello sucedería el desengaño de la revolución.

Hay una historia del auge de la radio novela en Cuba, que en el relato estará a cargo de Efraín, este género como la telenovela representa una válvula de escape a la dureza del régimen represor mediante la frivolidad. Lo que es interesante es que un escritor homosexual privilegia las telenovelas en su versión de la Cuba post revolución, pues Izaguirre ha sido guionista por muchos años, además hay rumores de que el propio Fidel Castro veía telenovelas latinoamericanas como las brasileñas de la red  O Globo, en sus momentos de descanso.

La mirada de otro sobre la revolución
Izaguirre es uno de los tantos venezolanos  que se exilian de su país por no tolerar el régimen de Hugo Chávez, quien llegó a formar un bloque de cooperación con Fidel Castro, Evo Morales y el presidente de Nicaragua. Por este motivo, el autor traslada su condena a Chávez hacia Castro, y aún más asume que desengañará a la generación de sus padres, quienes creyeron en la utopía cubana, de Fidel contra el gigante de Estados Unidos. La mirada del narrador corresponde a otro latinoamericano, que tiene a Cuba en su conciencia por historia.

Así como 'Habana Flash' de Xavier Alcalá esta novela busca desmitificar la revolución, pero el caso de Alcalá es de un español que entra a la ex provincia de ultramar para buscar el itinerario de su abuelo migrante gallego. Desde el punto de vista español, interesaría mucho cotejar la perspectiva de Alcalá frente a la de Izaguirre, a la luz de los estudios post coloniales de literatura. Alcalá ve al cubano como otro, mientras no tenga herencia gallega, pues a esa etnia fue a buscar a la isla, mientras Izaguirre es otro hispanoamericano que huye de la dictadura.

Izaguirre es otro de los latinos que se exilian de una realidad que acorta sus expectativas, su otredad se ahonda por ser un homosexual nacionalizado europeo, en cierta forma, viene de una minoría y su mirada condenatoria de Cuba, debería sopesarse con los logros que Cuba demostró en estos 50 años en el sector salud, educación y lauros deportivos en las olimpiadas a pesar del bloqueo económico que aún promueve Estados Unidos contra la isla, logrando que varios países que comercian con Estados Unidos no compran ni venden productos a Cuba.

"Fidel Castro y el Che Guevera"

"Fidel Castro y el Che Guevera"

La cosmovisión gay subyacente en la novela de Izaguirre
Izaguirre es un homosexual declarado, incluso no duda en mostrarse muy afectado y amanerado en televisión, llegando al extremo de realizar insultos a artistas españoles por lo que el considera defectos físicos, como el caso de Rocío Jurado. En la visión de un gay no entran moderaciones al freno de lo que puede ser una orgía, simplemente la consuman para dejar a su ego hacerse visible y permitirse ser ellos mismos. Ya nacionalizado europeo, este escritor pretende tomar un aire cosmopolita frente a Cuba, con el pretexto de su novela.

Viendo su prosa, parece extraño que sea finalista al premio Planeta, pues un escritor tiene una vida pública que presentar si no virtuosa al menos decorosa. Izaguirre abusó de la libertad de la televisión para desmandarse en forma grotesca, pues aflora su conciencia gay en su vida y en su relato. Su narrativa no es prodigiosa, es como leer a un autor de bestsellers, solo que el mundo está en una época en que hace memoria de varias dictaduras y el testimonio que puede tener Izaguirre de gente de la época de la revolución cubana genera expectativas.

Conclusión
En una época en que se publican nuevas novelas sobre dictadores a nivel mundial, surge esta novela sobre la Cuba de Fidel Castro. Lo que se ha buscado es hacer memoria desde la ficción o aún desde el libro de viajes como el caso de 'Habana Flash' de Xavier Alcalá. Izaguirre mantiene una revolución gay paralela a la revolución cubana, como expresión de la cultura homosexual en los guionistas de radionovelas  y telenovelas, representados en Efraín Rotundo, personaje de su relato.

Lectura del primer capítulo | 'Y de repente fue ayer' de Boris Izaguirre en Borisizaguirre.net

Imágenes:

Boris Izaguirre: Mutari en Wikipedia

Y de repente fue ayer: Boris Izaguirre en Flickr

Fidel y el che: Pan-Africannewwirefilephotos en Flickr