'Sylvie', de Gerard de Nerval

Un intenso relato sobre el sentimiento amoroso a cargo de uno de los máximos exponentes del Romanticismo francés.

Notre-Dame París

La vida bohemia es consustancial al artista. Desde siempre, éste se ha reunido con sus colegas para beber e intercambiar ideas y experiencias. No obstante, la que podríamos considerar primera "bohemia oficial" se da en París durante el Romanticismo y de ella forman parte escritores como Théophile Gautier, fundador del Parnasianismo; el novelista Alejandro Dumas, autor, entre otros muchos relatos, de Los tres mosqueteros; el polémico Charles Baudelaire; Petrus Borel o el mítico Víctor Hugo.

Y, junto a ellos, Gerard de Nerval (París, 1808-1855), una figura menos popular hoy que aquéllos pero de grandes cualidades literarias. Había conocido al propio Gautier en sus años de estudiante y mantuvo su amistad toda su vida, que fue intensa y tuvo un desdichado epílogo.

Porque Nerval fue un gran viajero que visitó casi toda Europa y buena parte del Oriente Medio. En Siria estuvo a punto de casarse con la hija de un jeque y en El Cairo se hizo con los servicios de una esclava javanesa. Y es que los desarreglos mentales y la extravagancia presidieron su vida. En sus últimos años, paseaba por París con una langosta, lo que provocó su internamiento en un centro psiquiátrico. Tras salir de éste, una noche de desesperación se ahorcó de una farola de la calle Vieille-Lanterne, un suceso no del todo aclarado del que el artista Gustave Doré nos ha legado una intensa litografía.

Nerval escribió poesía, libros de viajes y narrativa. A la primera corresponde, por ejemplo, 'Las quimeras', mientras que a los segundos su magistral 'Viaje a Oriente', que recrea su periplo citado al tiempo que incluye numerosas leyendas oídas en los diferentes lugares por donde pasó. Respecto a la narrativa, en 'Aurelia' profundiza en los abismos de la locura, que tan bien conocía. Se trata de una historia conmovedora que influyó poderosamente en los surrealistas.

No obstante, su obra maestra es 'Sylvie', relato romántico sobre el sentimiento amoroso con indudables elementos autobiográficos. El narrador-protagonista cree estar enamorado desde niño de la joven Sylvie. Sin embargo, una noche conoce a Adrienne, casi un espectro pues, al día siguiente, ingresa en un convento. Entonces cae rendido ante este amor imposible y pasa años buscando una sustituta que reemplace esa ilusión. Cuando ve a Aurélie cree haberla encontrado pero ésta, al escuchar cuánto le recuerda a Adrienne, lo abandona porque comprende que no la ama a ella sino a una fantasía. Pura muestra del Romanticismo, el relato está magistralmente escrito. El narrador cuenta hechos de su pasado pero, mediante el uso de los tiempos verbales, nos trae su experiencia al presente de tal forma que parece revivirlo y, así, se nos presenta mucho más intenso.

Fuente: Biografías y Vidas.

Foto: Dalbera.