'Moll Flanders', de Daniel Defoe

Con frecuencia, tiende a identificarse a los grandes escritores con sus mejores obras o con las más conocidas. Esto sucede con Daniel Defoe y 'Robinson Crusoe'. Pero, el inglés escribió otras obras. Entre ellas está 'Moll Flanders', una interesante y amena novela picaresca al estilo inglés, en la que se nos presentan las vicisitudes de la protagonista en busca de mejorar de posición social.

Muy frecuentemente, los escritores son recordados por una de sus obras, la más destacada o popular, y tienden a olvidarse otras de sus creaciones que, a veces, son incluso mejores, o, al menos, también muy meritorias. Así, hablamos de Cervantes y el 'Quijote', de Shakespeare y 'Hamlet' o de Flaubert y 'Madame Bovary', por poner sólo algunos ejemplos.

Daniel Defoe

Daniel Defoe

Igualmente sucede con Daniel Defoe y su no menos popular 'Robinsón Crusoe'. Periodista y escritor reconocido por esta obra, Defoe también participó en política desde el partido 'whig' o liberal. Todo ello le valió alguna estancia en prisión. Además, en la línea que venimos señalando, escribió otras obras destacables. Una de ellas es 'Las fortunas y adversidades de la famosa Moll Flanders', publicada en 1722, novela que puede considerarse con todo derecho un relato picaresco.

La novela picaresca es un invento puramente español. En ella, se presentaban las andanzas vitales de un personaje marginal que, a través de engaños y trampas, trataba de mejorar de estado. El pícaro estafaba y robaba intentando prosperar en la vida, aunque, en líneas generales, sólo conseguía –a duras penas- sobrevivir, por lo que, no pocas veces, despertaba más ternura que desprecio en el lector. Lázaro de Tormes o el 'buscón' don Pablos son eminentes ejemplos de ello.

El protagonista solía ser masculino pero, con el tiempo, autores como Castillo Solórzano crearon el personaje de la pícara, cuya diferencia básica con su correlato varón es que ella se valía de sus encantos sexuales para medrar.


Moll Flanders es hija de una reclusa deportada a América, por lo que es criada por una madre adoptiva. Desde temprana edad, su único objetivo es casarse con un hombre rico que le permita alcanzar una posición social acomodada. Tras varios matrimonios de derecho y de hecho con algunos pícaros más astutos que ella y varios hijos, acaba casada con un banquero que le permite lograr su deseo.

Pero, en ese momento, comienza a tener remordimientos de conciencia que le impiden gozar de su estado. No obstante, lejos de cambiar, se dedica al robo, apoyándose en sus encantos femeninos. Por ello, acaba en prisión. Allí se reencuentra con uno de sus antiguos maridos y ambos son deportados al continente americano.

Glasgow, donde, al parecer, Defoe ejerció como espía para la Corona inglesa

Glasgow, donde, al parecer, Defoe ejerció como espía para la Corona inglesa

Su madre, que, entretanto, había prosperado, les deja en herencia una plantación. Moll, arrepentida de sus actos, gana abundante dinero con ella y retorna  a Inglaterra.

Como puede apreciarse, el paralelismo entre el género picaresco y esta novela es evidente. A ello se añade el contenido moralizante. Defoe era un reconocido puritano y, quizá, escribió la obra con intención de mostrar que los vicios y el delito no conducen a nada. Sólo cuando se arrepiente con sinceridad de sus actos, Moll consigue prosperar.

Sea cual fuere la intención del autor, el hecho es que la novela resulta muy amena y entretenida, cargada de peripecias y aventuras, y un muestrario de la sociedad inglesa de la época. Además, indudablemente, está bien escrita.

Fotos: Daniel Defoe: Gabor en Wikipedia | Glasgow: M. Manske en Wikipedia