'Lamentación del sin techo', de Allen Ginsberg

'Lamentación del sin techo', de Allen Ginsberg es un poema que crea un acercamiento entre el yo, un soldado americano que regresa de Vietnam hecho un outsider y un mendigo, afectado por traumas y remordimiento, con un tú que representa al ciudadano promedio, quien mantiene un estandar de vida decoroso y no ha sido afectado por las calamidades de la guerra.

Allen Ginsberg (Estados Unidos, 1926-1977), uno de los fundadores de la poesía beat tocó temas sociales como la guerra de Vietnam, para expresar el rechazo a esta intervención anti popular. Muchos veteranos de Vietnam regresaron como outsiders a Estados Unidos, porque no encajaban en la sociedad a causa de sus traumas psicológicos, otros llegaron mutilados, el mayor problema de estos ex soldados fue la mendicidad y el abandono social. En su poema 'Lamentación del sin techo', un soldado americano sobrevive limpiando parabrisas en la calle.

Casi  11 millones de americanos fueron a la guerra en Vietnam, que impulsó el presidente Lyndon B. Johnson y fue continuada por Richard Nixon. Este soldado abandonado configura un yo poético que se dirige al tú que representa al ciudadano común, no afectado directamente por las consecuencias de la guerra. El soldado parece haber realizado un voto de pobreza al mencionar que viste un hábito, situación que refleja también la búsqueda de consuelo espiritual de estos sobrevivientes luego de sentir remordimientos de matar a civiles y militares.

Allen Ginsberg en Torino

Allen Ginsberg en Torino

El lamento de un destino
El soldado lamenta haber estado envuelto en una guerra que iba a arruinar su salud mental y física, no solo es sentir pesar por la pobreza, el sentimiento de culpa por las acciones bélicas lo condiciona como un ser marginal que no encuentra acomodo en la sociedad. Es una situación que se observa tanto en el primer mundo, por carencias del Estado para asistir a los combatientes como en los países pobres. Hace un lustro yo encontraba en Perú, soldados lisiados del conflicto del Cenepa o de la guerra anti subversiva, que vendían caramelos al subir a vehículos de transporte público.



La irresponsabilidad del Estado es un mal heredado del siglo XX, pues leyendo este poema breve de Ginsberg advertimos la validez de su mensaje. Hay un acercamiento del otro hacia el tu que se actualiza forzado, casi al asalto, por sorpresa, no se puede evitar porque es el modus operandi del outsider, 'Perdona amigo, no quise molestarte', este yo que es otro tiene que captar la benevolencia y disculparse de su condición frente al que está intacto, a quien quizá le es más difícil entender el mal que no ha padecido, luego el contacto es breve, limpiar la luna y recibir limosna.

"Helicópteros y soldados americanos en Vietnam en 1966."

"Helicópteros y soldados americanos en Vietnam en 1966."

Conclusión
El soldado de Vietnam se enfrenta a una situación inesperada, ser un outsider más que un mendigo, tener que sobrevivir a costa de la caridad del ciudadano común y corriente que lo rechaza y quizá le comprende a medias, pues no le ha tocado sufrir traumas, heridas y el abandono social de un Estado al que sirvió arriesgando su vida. La distancia del yo al tú es la de un encuentro forzado, necesario para el soldado pero aborrecido para el ciudadano.

Lectura del poema | 'Lamentación del sin techo', de Allen Ginsberg en Poemaseninglés

Imágenes

Galeríadepierodemarchis en Flickr

Madmax32 en Wikipedia

Transcripción del poema

'Lamentación del sin techo', de Allen Ginsberg

Perdona, amigo, no quise molestarte
Pero volví de Vietnam
Donde maté a un montón de caballeros vietnamitas
Algunas damas también
Y no pude soportar el dolor
Y de miedo tomé un hábito
Y pasé por la rehaz y estoy limpio
Pero no tengo lugar donde dormir
Y no sé qué hacer
Conmigo ahora mismo

Lo siento, amigo, no quise molestarte
Pero hace frío en la calle
Y mi corazón está enfermo solo
Y estoy limpio, pero mi vida es un desastre
Tercera Avenida
Y calle E. Houston
En el paso peatonal bajo el semáforo en rojo
Limpio tu parabrisas con un trapo sucio