'El perdedor', de Charles Bukowski

'El perdedor', de Charles Bukowski es un poema que emplea la analogía entre el acto de escribir y la pelea a golpes, pues el poeta no solo se enfrenta a sus límites y a su proceso de aprendizaje, sino también a rivales profesionales que pueden ser la competencia de escritores, profesores de literatura y críticos que no congenien con él. La salida es canalizar las fuerzas para seguir creando, haciendo efecto de demostración en la virtud, talento y ganas de resistir.

Bukowski bebiendo

Bukowski bebiendo

Charles Bukowski (Alemania, 1920-1994) fue un poeta practicante de boxeo, que manifestó su admiración por esta modalidad de combate en sus obras. Hemingway también lo practicó y Julio Cortázar no dejó como Bukowski de emplear analogías entre la pelea de boxeo y el arte de escribir. La pelea recreada en este poema puede haber ocurrido en una cantina o en un gimnasio de boxeo, porque el yo poético tiene las manos vendadas y luego de resarcirse de un burlón, se viste, va a casa y escribe su primer poema.

En la literatura, el escritor siempre encuentra enemigos en los colegas de la universidad, incluso muchos profesores traicionan la confianza del alumno cuando este empieza a publicar. El nuevo poeta se halla solo contra el mundo, en una sociedad que se alimenta de dimes y diretes, en un incansable duelo dialéctico que en la práctica es tan duro como una pelea a golpes. El poeta no subestima el poder de la palabra, cuyo efecto puede durar más que el de un golpe físico y trascender el tiempo y el espacio del escritor.


Vine, vi, vencí y continué peleando
El mensaje del yo poético es la confesión de asumir el enfrentamiento, pues en los eventos del poema, el tipo más grande ya ha reducido al yo poético sobre una mesa, pero quien se burla del perdedor es un tipo asqueroso, que le increpa el no saber pelear. Como parte del ethos de Bukowski, su reacción es demostrar al burlón lo contrario para regresar a casa tranquilo y seguir escribiendo. Siempre al pelear contra varios rivales, se busca salir primero del pusilánime, dejando los peces gordos para un tiempo mejor.

El mundo del arte es maravilloso pero también al encontrar enemigos muestra su lado mezquino, esto es inevitable y no es raro que entre dos escritores rivales ambos gasten su fuerza creadora y hacienda en demostrar con publicaciones que el otro escribe mal. Vencer es la mayor satisfacción en un combate, pero el escritor antes de pasar el mayor reto, representado en un matón debe vencer los límites del principiante para que el público de lectores y críticos reconozca su estilo y lo diferencie de entre los demás.

"Bukowski en bar"

"Bukowski en bar"

Conclusión
El acto de escritura y la supervivencia en un mundo de rivales escritores es una realidad palpable y contingente de la literatura. Manteniendo la analogía con la pelea, vence quien aguanta más, no solo el que pega, sino quien puede asimilar el castigo del rival y seguir luchando, es decir seguir creando sin desmoralizarse, pues los rivales escritores pueden aparecer como un solo bloque actuante o matizarse por la intensidad de su ataque, unos más violentos y devastadores que otros.

Lectura del poema | 'El perdedor', de Charles Bukowski en Pagaelpato

Imágenes:

Charles Bukowski en Sorrowultimolibro

Bukowski en bar: Baffled King en Flickr