'La ira de los ángeles', de John Connolly

Un nuevo caso del detective Charlie "Bird" Parker, el atormentado y visionario personaje creado por el escritor irlandés.

John Connolly

Los más clásicos detectives de la novela negra suelen personajes con un pasado oscuro que generalmente les atormenta o, en el mejor de los casos, con una trayectoria vital que les ha hecho perder la fe en el ser humano. Así sucedía ya con los arquetipos del género Sam Spade y Philip Marlowe, creaciones de Dashiell Hammett y Raymond Chandler respectivamente, y desde entonces con casi todos los sabuesos que les han seguido, desde el Mike Hammer de Spillane hasta el Harry Bosch de Michael Connelly.

Pero uno de los que se lleva la palma es Charlie "Bird" Parker, personaje que protagoniza las novelas del irlandés John Connolly (Dublín, 1968), cuya penúltima entrega, 'La ira de los ángeles' (la más reciente es 'The wolf in winter', aún no traducida), acaba de ser publicada en España.

Parker es, en efecto, una de las criaturas más atormentadas de las que circulan por la narrativa negra. Su padre terminó suicidándose y su mujer e hija fueron asesinadas. Desde ese momento y tras ser expulsado de la policía consagraría sus días a encontrar al asesino. Connolly lo hizo debutar en 'Todo lo que muere', donde conocíamos su trágica historia personal y, posteriormente, hemos seguido sus pasos en 'El poder de las tinieblas', 'El camino blanco', 'Los atormentados' o 'Voces que susurran'. Pero, además, Parker tiene un don: las víctimas de los casos que investiga se le aparecen pidiendo justicia y él está dispuesto a aplicarla, incluso a su manera. Es éste un ingrediente nuevo y, a nuestro juicio, acertado que Connolly ha introducido en la novela negra.

'La ira de los ángeles' parte del hallazgo de un avión siniestrado en un bosque de Maine. Sin embargo, nadie ha informado de la desaparición del aparato ni se encuentran cadáveres en él. Y es que el avión transportaba una gran bolsa de dinero que mucha gente busca. Parker se interesa en el asunto pero también otros personajes como una hermosa criminal y "El Coleccionista", un oscuro asesino en serie con rasgos paranormales. Todos se acercan al aparato pero en la espesura del bosque hay algo que ha sobrevivido al accidente y les está esperando.

la novela recupera, en cierta medida, personajes y entidades que ya aparecían en 'El ángel negro' para ofrecernos una combinación de historia policíaca con elementos sobrenaturales, mezcla que Connolly domina a la perfección. No faltan tampoco en ella los habituales secundarios del escritor irlandés: sus amigos Ángel y Louis y la psicóloga Rachel Wolfe, pareja del detective. En suma, la obra cuenta con todos los ingredientes para encandilar al lector.

Vía: 'John Connolly Books'.

Foto: Cherryblossom in Japan.