Consejos para leer un cuento a los niños

Hay que interpretar la historia

Leer es uno de los mayores placeres que existen en la vida, y es importante adquirir el hábito de la lectura desde temprana edad. Por este motivo, pediatras y expertos en el desarrollo de los niños recomiendan a los padres que todos los días lean a sus hijos un cuento. Es importante que estos tomen conciencia del papel tan esencial que tienen para crear el hábito lector en los niños. Ahora bien, para que el hecho de leer un cuento a los más pequeños tenga el resultado deseado, es importante tener una serie de consejos en cuenta.

  • Momento adecuado: para los niños es fundamental tener una rutina perfectamente establecida. Todas las actividades, como la lectura, deben tener su lugar y su momento. Del mismo modo que son capaces de identificar la hora de la comida o del baño, tienen que ir aprendiendo poco a poco cuándo y dónde va a ser la hora de lectura. Por lo tanto, es clave establecer una rutina, pero siempre con cierta flexibilidad.
  • Historias cortas e ilustradas: los cuentos cortos y con ilustraciones son los mejores para los más pequeños porque no requieren demasiado tiempo de concentración y, además, aunque no sepan leer, pueden seguir la historia a través de las ilustraciones. Para que se involucren más en la lectura, es recomendable dejarles que sean ellos mismos los que elijan qué historia quieren escuchar.
  • Sin prisa: la gran mayoría de nosotros llevamos un ritmo de vida caótico, así que es una buena idea aprovechar el tiempo de la lectura con los niños para parar y disfrutar. Los padres son su principal pilar, y no les pueden fallar en el fomento de la lectura desde edades tempranas. Hay que tomarse tiempo para conectar con ellos.
  • Interpretación: y, por último, aunque los adultos estamos acostumbrados a leer para nosotros mismos sin apenas entonación, leer en voz alta para los demás requiere de más esfuerzo, sobre todo cuando los oyentes son niños. No se trata simplemente de leer, sino que también hay que interpretar. Para ello hay que cambiar la tonalidad de la voz según el personaje, gesticular con las manos... El contacto visual también juega un papel esencial.

Estos son los principales consejos para leer un cuento a los niños. Es importante tenerlos en cuenta y ponerlos en práctica a diario para que, poco a poco, los más pequeños comprendan lo importante que es la lectura.