Henry Esmond, una narración histórica de William Makepeace Thackeray

La enorme calidad literaria de Dickens ha oscurecido un tanto la labor de otros novelistas de su generación. Entre ellos, se hallaba William Makepeace Thackeray, que, en 'La historia de Henry Esmond', nos presenta la vida de un joven conspirador en forma de memorias.

Como ocurre en otros casos, la excepcional figura de Charles Dickens ha oscurecido a otros grandes novelistas de su época, un periodo –segunda mitad del siglo XIX- que puede considerarse con toda justicia la edad dorada de la narrativa inglesa. En ella coinciden personalidades de la talla de "Wilkie" Collins, George Eliot, Elizabeth Gaskell o las hermanas Brönte, que, si bien son estimados, de no haber sido contemporáneos de aquél, seguramente gozarían de mayor reconocimiento.

Lo mismo puede decirse de William Makepeace Thackeray (Calcuta, India, 1811-1863), a quién una parte de la crítica considera incluso mejor escritor que Dickens. Periodista y editor –había dejado sus estudios al recibir una importante herencia-, fue propietario de varias revistas y diarios que le causaron importantes pérdidas económicas por lo cual decidió centrarse en la Literatura.

William Makepeace Thackeray estudió en el Trinity College

William Makepeace Thackeray estudió en el Trinity College de Cambridge (en la foto).

Aunque nunca alcanzó la popularidad de Dickens, su novela 'La feria de las vanidades' tuvo un éxito enorme. Cuenta la peripecia de dos amigas absolutamente contrapuestas: Amelia y Becky Sharp. La primera es el prototipo de la señorita victoriana mientras que la segunda lo es de la "femme fatale". Pero el gran valor de la obra, al margen de sus cualidades literarias, es el retrato satírico que ejecuta de la sociedad británica: todas sus clases circulan por ella y todas se mueven por intereses y pasiones. Una burla de la que el autor se distancia situándose por encima, como un maestro que manipula sus marionetas.

También 'La historia de Henry Esmond, coronel al servicio de Su Majestad la Reina Ana escrita por él mismo' posee una abundante carga satírica. Se trata de una novela histórica ambientada en el tiempo de la citada monarca, un periodo convulso de la Historia de Inglaterra, escrita a la manera de memorias del protagonista, un conspirador que atraviesa numerosas peripecias (en este sentido tiene algo de novela de aventuras). Pero el eje argumental de la trama es el enamoramiento de Esmond, que se prenda de dos mujeres: lady Castlewood y su hija Beatrix.

Para dar mayor verosimilitud histórica a su relato, Thackeray ordenó imprimirlo al modo que se hacía en la época que trata –el siglo XVIII- y con la ortografía de la misma. Más tarde, escribiría una secuela titulada 'Los virginianos', donde continúa la vida del héroe. 'La historia de Henry Esmond' es una excelente novela en la que brilla el estilo de Thackeray, un maestro en el retrato de personajes y en el uso de la ironía.

Fuente: Victorian Web.

Foto: Steve Cadman.