Tormento, incursión de Benito Pérez Galdós en el folletín

Casi todas las grandes literaturas poseen algún autor prolífico y, en España, uno de los más relevantes fue Benito Pérez Galdós, cuya producción sobrepasa, probablemente, las cien novelas si incluimos sus Episodios Nacionales. En Tormento, el narrador canario parodia y homenajea a un tiempo el género folletinesco.

 

Podría decirse que, durante el periodo realista del siglo XIX, todas las grandes literaturas tuvieron, al menos, un narrador prolífico, que nos ha legado una obra caudalosa.

En Francia, este papel lo representa a la perfección Honoré de Balzac con su Comedia humana y en Inglaterra, probablemente, el caso más claro sea el de Charles Dickens.

Foto de un monumento a Galdós en Las Palmas

Monumento a Galdós en Las Palmas, su ciudad natal, ante el teatro que lleva su nombre

Por su parte, si en España hubiera que mencionar a alguno, éste sería indudablemente Benito Pérez Galdós (Las Palmas de Gran Canaria, 1843-1920), creador de un corpus narrativo de dimensiones extraordinarias.

Solamente sus Episodios Nacionales, intento de realizar una historia novelada de la España del siglo XIX y que constan, en total, de cuarenta y seis narraciones repartidas en cinco series, serían suficientes para considerarlo autor de una obra ingente.

Pero es que, además, Galdós escribió muchas otras novelas que participan de todas las tendencias que se sucedieron en el género a lo largo de toda la segunda mitad del siglo.

En sus inicios, cultivó un realismo de tesisDoña Perfecta o El audaz-; más tarde, otro de tipo tradicionalMarianela-; después introdujo elementos naturalistas en sus novelas –La desheredada o Fortunata y Jacinta, una de las mejores novelas españolas del XIX- y, por último, se volcó hacia contenidos más espiritualesNazarín o Halma-.

Por si ello fuera poco, además, Galdós experimentó con diversas técnicas narrativas. Así, en el caso de Tormento, homenajea y parodia a un tiempo los recursos del folletín, al hacer a uno de sus personajes, José Ido del Sagrario, escribir uno basándose en la misma trama que Galdós cuenta en la novela.

Tormento, publicada en 1884, narra la historia de Amparo Sánchez Emperador, conocida por el sobrenombre que da título a la obra. Es una muchacha honesta y pobre que vive con su hermana y sufre la explotación de sus parientes los Bringas, una familia de clase media con ínfulas de grandeza.

Pero también guarda un secreto de su pasado que no desea salga a la luz. De América llega un pariente rico, Agustín Caballero, que se enamora de Amparo pero los Bringas desean emparentar a toda costa con tan buen partido.

Como vemos, el argumento no puede tener más tintes folletinescos: amores, oscuros secretos, rivalidades y una protagonista buena y explotada. Pero Galdós, al tiempo que utiliza las técnicas del género, lo parodia como hiciera Cervantes con los libros de caballerías.

Se trata, en suma, de un doble juego entre el homenaje y la sátira del folletín resuelto magistralmente, como siempre, por Galdós.

Podéis leer la obra aquí.

Fuente: Cervantes Virtual.

Foto: Monumento a Galdós: El Coleccionista de Instantes en Flickr.