'La ley de los justos', de Chufo Lloréns

Un retrato de la Barcelona modernista en la que comienzan a aflorar los conflictos sociales derivados de la desigualdad económica.

ley de los justos

La trayectoria de algunos escritores resulta muy curiosa. Es conocido, por ejemplo, que el gran Raymond Chandler, uno de los creadores de la novela negra, empezó a publicar los relatos policíacos con los cuales se haría famoso tras ser despedido del Dabney Oil Sindicate, del que era vicepresidente. Más recientemente, tenemos el caso del noruego Jo Nesbo -otro autor del mismo género-, creador del detective Harry Hole y líder del grupo de rock Di Derre.

También la biografía literaria del español Chufo Lloréns (Barcelona, 1931) resulta peculiar. Porque se dedicó toda su vida a la promoción de espectáculos y sería al jubilarse cuando decidiría ocupar el tiempo en su pasión: escribir novela histórica. Desde entonces, se ha convertido en uno de los autores españoles más vendidos (buena muestra de ello es que, en un sólo día de San Jordi, llegó a vender 150.000 ejemplares de una de sus obras).

Una vez decidió publicar, sus inicios no pudieron ser más prometedores: su primera novela, 'Nada sucede la víspera', fue finalista del Premio Planeta en 1986. Después vendrían 'La otra lepra', historia de dos familias vinculadas por un macabro crimen; 'Catalina, la fugitiva de San Benito', ambientada en el Siglo de Oro e inspirada en la "Monja Alférez"; 'La saga de los malditos', sobre los judíos, y 'Te daré la tierra', historia de Martí Barbany, un joven que trata de prosperar en la Barcelona del Medievo y que fue su primer gran éxito además de su novela más popular. De hecho, tendría continuación en 'Mar de fuego'.

También en Barcelona se ambienta 'La ley de los justos', bien es cierto que en época muy distinta. Concretamente, nos hallamos a fines del siglo XIX, recién finalizada la Exposición Universal de 1888 con toda la riqueza que atrajo. La ciudad se embellece con edificios modernistas y una próspera burguesía lleva una vida plácida. Pero en los barrios marginales sobreviven miles de personas a costa de trabajar catorce horas diarias por un salario de miseria, una situación que dará lugar a la aparición de movimientos obreros con veleidades revolucionarias.

En este contexto de clases sociales enfrentadas, Candela y Pedro -la pareja protagonista- intenta vivir su amor, que se enfrenta con los prejuicios de unos y otros. En suma, 'La ley de los justos' es una voluminosa novela (más de mil páginas) con personajes reales como el poeta Jacinto Verdaguer y otros ficticios que nos presenta un gran fresco de la historia española de fines del siglo XIX y principios del XX.

Vía: 'Lecturalia'.