'El curioso mundo de Calpurnia Tate', de Jacqueline Kelly

La escritora neozelandesa nos trae una nueva aventura de su audaz e inteligente niña que vive en un pequeño pueblo de Texas.

curioso mundo

Convertir a una niña en protagonista de un relato no es fácil para un adulto. Los más pequeños tienen su peculiar forma de ver el mundo e intentar entenderlo y, a veces, las personas mayores no sabemos comprender sus razonamientos. Sin embargo, hay grandes novelas protagonizadas por niños. A bote pronto, podemos mencionar la famosísima 'Matar un ruiseñor' de Harper Lee, nuevamente de actualidad por la publicación de una secuela titulada 'Ve y pon un centinela'.

En ese caso, la protagonista se llama Scout y vemos su crecimiento en un pequeño pueblo del sur de Estados Unidos, con todas las singularidades de aquellas tierras y el problema del racismo como trasfondo argumental encarnado en un hombre de raza negra injustamente acusado de violación.

Salvando todas las distancias, alguna reminiscencia hay de esa obra en 'El curioso mundo de Calpurnia Tate', novela de Jacqueline Kelly (Nueva Zelanda, 1964) que acaba de publicar en España Roca Editorial. Aunque, en honor a la verdad, los ecos citados se aprecian ya en el primer relato protagonizado por esta niña de 11 años: 'La evolución de Calpurnia Tate'. En ésta conocíamos a la muchacha, de familia numerosa que habita en un pequeño pueblo texano allá por 1899. Si bien su madre trata de encaminarla a las labores que en aquel tiempo eran bien vistas en una señorita, ella prefiere sumergirse en la biblioteca y en el laboratorio que posee su abuelo donde conoce las tesis de Darwin. Con esta obra, Kelly obtuvo la Newbery Medal en 2009.

Y, como decíamos, ahora llega a nosotros 'El curioso mundo de Calpurnia Tate', que recupera a la audaz niña y a toda su familia. En esta ocasión, el desencadenante de la trama es la llegada al pueblo de un nuevo veterinario llamado Pritker. Debido a la insistencia de la protagonista, éste accede a que lo acompañe en sus visitas y la muchacha se enamora de su trabajo.

Así, comunica en casa que quiere ser veterinaria, a lo cual se opone su familia. Sin embargo, quizá cambiarán de opinión cuando Calpurnia salve a una oveja y a su madre. Al tiempo, contemplamos todas las travesuras que la niña y sus hermanos cometen en el pueblo. La novela, ya lo decíamos, tiene ciertas reminiscencias de 'Matar un ruiseñor': la vida en un pueblo sureño o las aventuras de una muchacha. Pero el tono de la obra de Kelly es más infantil que el de la de Harper Lee. No obstante, es una novela deliciosa.

Vía: Web oficial de la escritora.