A la caza del último hombre Salvaje

A la casa del último hombre Salvaje es una novela de Ángela Vallvey, denominada como la versión “perversa” del clásico Mujercitas. Cuenta la historia de Candela y el Gitano Amador en una la lectura muy recomendable fácil de leer.

Candela vive con su familia, compuesta por seis hermanas, la madre, la abuela y la tía Mary, todas ellas presas de una cruel y cotidiana realidad forjada por un pasado de malas experiencias, sobre todo con hombres. A pesar de sus estudios iniciales de biología, Candela –la protagonista de este libro– comienza a trabajar en una funeraria con el objetivo de escapar a la realidad que la golpea. De esta forma, su vida toma un giro notable cuando en el trabajo le otorgan la extraña tarea de embalsamar a un patriarca gitano que ha manifestado su firme deseo de ser enterrado con su bastón, su sombrero y una foto del rey.

Ángela Vallvey

En este contexto, las cosas se ponen interesantes cuando descubre que en el bastón se oculta algo en lo que toda la familia del difunto está interesada. Es así como en el medio de esta interesante trama conoce a quien será el otro gran personaje de la historia: gitano Amador. Parte de la familia del difunto, se trata de un hombre pura esencia masculina, tal como lo describen en muchos sitios, con olor a sexo en su piel.

A la casa del último hombre Salvaje

Esta es la breve reseña de “A la casa del último hombre Salvaje”, la primera de las novelas para adultos de Ángela Vallvey, escritora y licenciada en Historia Contemporánea, que inició su producción literaria escribiendo relatos juveniles y poesía, y que entre sus galardones se destaca el premio Nadal 2002 por Los estados carenciales, obra muy reconocida por la crítica y público.

Hablando de premios, en el terreno de las poesias la autora consiguió el Premio Jaén por su poemario “El tamaño del universo” y el Ateneo de Sevilla por “Nacida en cautividad”.

Retomando con “A la caza del último hombre Salvaje”, muchos críticos –e incluso la contratapa del libro– plantean esta novela como una versión “perversa” del clásico Mujercitas, en un contexto en el que conviven nada menos que nueve mujeres de tres generaciones bajo el mismo techo, con historias que marcaron sus vidas, como el caso de un padre que huyó al Brasil o el propio gitano Amador que, finalmente, la defrauda.

Candela es, sin dudas, un interesante personaje, con la complejidad que todos los buenos protagonistas tienen y con profundos aspectos psicológicas por descubrir. De esta manera y por lo anteriormente expuesto, la lectura de esta novela es muy recomendable, siendo, además, muy fácil de leer.