Lorenzo Silva gana el Premio Planeta 2012

Lorenzo Silva ha ganado el día de ayer el Premio Planeta con su obra "La marca del meridiano", adjudicándose así el galardón mejor dotado de los certámenes literarios del país.

Lorenzo Silva ha ganado el Premio Planeta 2012

Ayer se entregaron los Premios Planeta, el mejor dotado de todos los premios literarios existentes en la actualidad con 600.000 euros para el ganador, en el que el escritor Lorenzo Silva se ha proclamado vencedor gracias a su novela “La marca del meridiano”, donde aparecen los personajes ya famosos del autor: Bevilacqua y Chamorro, los dos Guardias Civiles que han llevado a la fama al autor.

En el mismo evento, el Jurado integrado por Ángeles Caso, Juan Eslava Galán, Alberto Blecua, Carmen Posadas, Pere Gimferrer, Rosa Regás y Emil Rosales (éste en sustitución de Carlos Puyol), han seleccionado a Mara Torres con su obra “La vida imaginaria” como finalista, llevándose así 150.250 euros.

Retomando al ganador, debemos decir que Lorenzo Silva ya es conocido en el mundo literario desde el año 2000, cuando ganó el Premio Nadal por su obra “El alquimista impaciente”, aunque ya había sido finalista de ese premio en 1997 con la obra “La flaqueza del bolchevique”, libro que ha sido llevado al cine por el director Manuel Martin Cuenca.

Sin embargo, su nombre es conocido por su serie de novela policíaca con los agentes de la Guardia Civil Bevilacqua y Chamorro, que aparecen en los libros 'El lejano país de los estanques', 'El alquimista impaciente', 'Nadie vale más que otro. Cuatro asuntos de Bevilacqua', 'La reina sin espejo' y 'La estrategia del agua'.

Es considerado toda una autoridad dentro de este género, siendo comisario del Festival de Getafe Negro y participando como comisario de “Santiago Negro”, el festival de este género en Santiago de Chile, en las ediciones de 2009 y 2011. El autor es además, un ferviente comunicador de redes sociales, pudiéndose contactar con él de forma directa a través de su Twitter, o también a través de su blog personal “Los trabajos y los días”.

Sobre la novela negra que tanto le apasiona, el autor contó a La Vanguardia en el año 2010 que: “Reconozco que poder acceder a la información oculta, a lo que las personas esconden tras su fachada, como le sucede al policía, o al juez o al forense, tiene su morbillo. Sobre todo para poder desvelar la enorme y torpísima comedia que es esta vida en muchas de sus facetas. Pero es una tarea dura. Y llena de sinsabores. Sobre todo la del policía, que no manda nada y siempre tiene que estar a lo que le digan otros, a menudo peor informados que él. Yo prefiero ir a mi aire”.

Imagen: Los trabajos y los días