'Jaque a la dama', de Jesús Fernández Santos

La novela, Premio Planeta en 1982, muestra la vertiente más intimista del autor, cuya obra más popular es 'Extramuros', llevada al cine.

Venecia

Cuando el siglo XX llegaba a su ecuador, se inició en España una corriente narrativa a la que los estudiosos han bautizado como "realismo social", pues se caracterizaba porque, precisamente, la sociedad era su protagonista colectivo, muchas veces con intención de denuncia política. Podría decirse que la novela inaugural de esta tendencia fue 'La colmena', de Camilo José Cela, y que 'Tiempo de silencio', de Luis Martín Santos, vino a terminar con ella.

En este contexto, inició su carrera literaria Jesús Fernández Santos (Madrid, 1926-1988), una figura literaria que nunca ha gozado de excesiva fama y sin embargo era un excelente escritor que supo desbordar los muchas veces estrechos y prosaicos límites del "realismo social".

La novela con que se dio a conocer fue 'Los bravos', retrato de un pueblo de la provincia de León al que llega un joven médico y donde cada uno se gana la vida como mejor puede. Pero –como decíamos- Santos fue capaz de superar los encorsetados límites de esta corriente ya desde su siguiente obra, 'En la hoguera', que logró el Premio Gabriel Miró y a la que siguieron, entre otros libros, 'Cabeza rapada' y 'El hombre de los santos', así mismo galardonado con el Premio de la Crítica en 1970. También realizó algunas incursiones en la narrativa histórica: 'Extramuros', una de sus mejores creaciones, nos lleva a un convento en tiempos de los Austrias y 'Cabrera' a la Guerra de la Independencia.

También 'Jaque a la dama' obtuvo un galardón, en este caso el Planeta de 1982. Se inicia en una ciudad de provincias para contarnos la vida de Marta, una joven de familia judía. Con ella recorremos los años previos a la Guerra Civil, su participación en el conflicto como enfermera y su posterior matrimonio con Mario, a quién acompaña a Venecia cuando es destinado allí. En Italia vivirán la Segunda Guerra Mundial, durante la cual es asesinado su esposo, para terminar regresando a sus orígenes.

El propio Fernández Santos incidió en el importante papel que los personajes femeninos tienen en sus obras, algo que justificaba señalando que la mujer, si bien en un segundo plano, siempre ha tenido protagonismo en la Historia de España y, en consecuencia, es lógico que la novela lo refleje. 'Jaque a la dama' es, en suma, un relato intimista en el que están plasmados muchos recuerdos del propio autor.

Vía: Web dedicada al escritor.

Foto: Arian Zwegers.