Fantasía morisca, de Francisco Villaespesa, el Modernismo hispano

El Modernismo es un movimiento poético genuinamente hispanoamericano que, con la llegada a España de Rubén Darío, creó escuela en la Península Ibérica. Entre sus discípulos, el más fiel fue Francisco Villaespesa, que, en 'Fantasía morisca', presenta el tópico de la princesa enclaustrada en un castillo a la espera de ser rescatada por su amado.

Si existe un movimiento poético genuinamente hispanoamericano, éste es el Modernismo, que, no obstante contar con precursores, debe atribuirse a la genial inspiración del nicaragüense Rubén Darío. Igualmente a él se debe su llegada a España pues fue su visita en 1892 la que lo dio a conocer entre los poetas españoles, que se rindieron a la genialidad tanto de su carisma como de sus versos.

En consecuencia, pronto se consolida en la Península Ibérica un grupo de seguidores de Darío que adoptan el Modernismo como propio. Entre ellos, es imprescindible citar a Manuel y Antonio Machado (éste último, durante una etapa de su obra), Eduardo Marquina, Valle-Inclán (respecto a la prosa) e incluso un joven Juan Ramón Jiménez en sus composiciones iniciales.

'Fantasía morisca' recupera el tópico de la princesa cautiva

'Fantasía morisca' recupera el tópico de la princesa cautiva. En la foto, Patio de los Leones de La Alhambra.

Pero, probablemente, el discípulo más allegado al nicaragüense haya sido Francisco Villaespesa (Laujar de Andarax, Almería, 1877-1936), un poeta de obra torrencial –más de cincuenta libros publicados- que se convirtió en "el paladín, el cruzado, el púgil del Modernismo" (en palabras del citado Juan Ramón Jiménez). No obstante, los primeros poemas de Villaespesa se sitúan en la órbita del Romanticismo tardío, al modo de Zorrilla. Eran tiempos en los que llevaba una vida bohemia en Madrid y sobrevivía dedicado al periodismo. Sería el contacto con Darío el que cambiaría para siempre su forma de concebir la lírica. A partir de entonces, funda revistas poéticas de carácter modernista como 'Electra' o 'La Revista Latina' y sus composiciones se adscriben por completo al movimiento.

Por su parte, el poema titulado 'Fantasía morisca' revive el tema tan tratado en la lírica castellana desde época medieval de la joven musulmana presa en un castillo que espera al guerrero que la libere. Podría decirse que se trata de un texto de transición dentro de su evolución poética, pues se trata de un asunto grato tanto a románticos como a modernistas y, si bien los versos son aún cortos –el Modernismo es dado a utilizarlos largos, como el alejandrino-, el léxico se acerca mucho al gusto de Darío, con términos como "plata", "marfil" u "oro".

Es una bella composición que, además, refleja el gusto de los poetas andaluces por recrear de forma idealizada su pasado musulmán. Fue, en suma, Villaespesa un poeta fecundo que, en su tiempo, llegó a alcanzar gran popularidad, especialmente por sus obras dramáticas en verso, y que representa la versión más fiel del Modernismo que se haya cultivado en España.

Fuente: El Almería.

Foto:Uayebt.