Douglas Coupland vuelve con 'Generación A'

Aproximadamente veinte años después, más o menos, llega la continuación o prolongación futurista de Generación X. El Aleph ha publicó en castellano la novela de Douglas Coupland, 'Generación A'. En 1990, Coupland rescató el espíritu rebelde de la juventud a través de una obra que sirvió de carta de presentación para la época donde el grunge sugería unas estimadas dudas que se centraban en el desencanto absoluto provocado por la sociedad de consumo. Jóvenes desilusionados, desenfocados, representado por una X, símbolo de la indefinición.

Douglas Coupland vuelve a retratar el desencanto de una generación

En 'Generación X' nos encontrábamos con Andy, narrador y gran protagonista, Dag, Claire, Tobias, Ibiza y Tyler, individuos alrededor de los treinta, outsiders, con anhelos de superar una cierta visión del tiempo y del espacio, para adentrarse en un mundo particular que les ofreciera ciertas expectativas. El autor de 'El ladrón de chicles' nos ofrecía de esta manera un tipo de relatos acelerados de una época posmoderna y donde ya se había de ir a todo trapo para estar a la altura de las circunstancias y costumbres generales de las sociedades occidentales. ¿Dónde está la llamada Generación X? Si los hippies convirtieron en yuppies, la supuesta rebelión de los Individuos X ha dado lugar a un hipermodernismeo e hiperconsumismo que permite a los adolescentes y nuevos adultos de hoy en día superar los niveles de estupidez de la Generación X. Sí, efectivamente, aquellos individuos x son los padres de los adolescentes de hoy en día, con los mismos tics e histeria hormonal de siempre, pero con las urgencias y obsesiones tecnológicas de hoy en día.

'Generación A' es en parte una recreación futura de Generación X. Dos epígrafes marcan la novela: El primero, de Malcolm McLaren: "aterrorizar, amenazar e insultar a su propia generación de inútiles...". El segundo, de Kurt Vonnegut: "¿entonces, pequeños cretinos, quereis un nuevo número para vuestra generación? Probablemente, no. Lo que quereis es un trabajo, ¿me equivoco?" .

Los protagonistas son de países diferentes: Estados Unidos, Canadá, Francia, Nueva Zelanda y Sri Lanka. Viven en un mundo desestructurado, sin abejas, y todas ellas presentan precisamente picaduras de este insecto. Son captadas e internadas por un científico con ideas poco claras, de modo que se convierten en noticia inmediata, como parece ser que quieren ser una gran parte de la humanidad. Internet lo es todo, y la noticia enseguida corre por todas partes: los cinco personajes viven los quince minutos de fama, cuando son puestos en libertad. La influencia del mismo Kurt Vonnegut y de J.G. Ballard, el estilo fragmentado y el trasfondo crítico e incluso cínico de Coupland hacen el resto.