'Niño A'

Otro extraordinario libro nos llega por primera vez en castellano de la mano de Sajalín Editores. 'Niño A', ópera prima de Jonathan Trigell, se inspira en unos hechos que conmocionaron a la sociedad inglesa a principios de la década de los noventa del pasado siglo, cuando dos adolescentes mataron a un niño. Trigell narra de forma contenida la historia de dos protagonistas, que son la misma persona, 'Niño A' y Jack Burridge. El primero es el jovencito que, debido a un entorno complicado y unas influencias pésimas, termina matando a una niña, Angela Milton (Trigell cambia la historia real) junto con Niño B.

'Niño A' está basado en hechos reales sucedidos en Reino Unido a finales del pasado siglo

El autor británico traza un retrato realista y sumamente objetivo, fragmentando la narración y dividiendo la novela en capítulos donde alterna la tristes circunstancias de Niño A, el crimen, el juicio, y posteriormente, cuando sale de la cárcel, convertido en Jack Burridge.

El acierto de la novela es el punto de vista, preciso y distanciado de los hechos, pero contada de forma suficientemente próxima para penetrar en la vida del protagonista. La sensación es la misma que produce ver un filme de un director que utiliza el encuadre perfecto; Trigell consigue sugerir y apuntar de forma decisiva, paso a paso, sin prisas, sin pausas, las sensaciones de un niño, de un adolescente y de un adulto, en un mismo personaje, que observa como la vida, cuando sale de la cárcel, no le ofrece todas las oportunidades que quizás necesita. La ayuda Terry, quien será su tutor y quien realmente apostará por un futuro luminoso, puede resultar insuficiente para recuperar una vida perdida. Sin embargo, el hijo de éste siente envidia de Jack y aparecen problemas de donde nadie lo esperaba. Por otro lado, las amistades que cultivando Jack no son muy enriquecedoras. La autoestima marca a menudo las relaciones personales, y las dificultades de la vida son quizás barreras infranqueables para quien no ha recibido una educación valiosa en casa.

Destacar que Trigell no es ni aleccionador ni redundante, exactamente lo contrario. Se limita a contar la historia de un chaval que mató a una niña más pequeña, con la ayuda de otro adolescente, el antes, el durante, el después, narrado con una mirada limpia, lúcida y absolutamente transparente , y estructurado de forma elegante, todo ello, crea un relato dinámico, crudo y con un punto compasivo, virtud despreciada pero imprescindible.

Este magnífico debut literario fue llevado a la gran pantalla el mismo año de la publicación de la novela, en 2007, con el mismo título, Boy A. Dirigida por John Cromwell, el filme es más que correcto. Sin embargo, dejémonos de pelis, y vamos al libro. Sajalín Editores lo publica por primera vez en castellano, después de que se haya traducido al ruso, danés, holandés, coreano y chino.