Libros al peso en Lavapiés

La iniciativa de dos profesores, una periodista, una bióloga, una politóloga y un artesano de cuero, ha sorprendido al madrileño barrio de Lavapiés. Una librería ha ocupado el antiguo puesto de una pollería y una casquería del mercado tradicional de San Fernando.

La iniciativa de dos profesores, una periodista, una bióloga, una politóloga y un artesano de cuero, ha sorprendido al madrileño barrio de Lavapiés. Una librería ha ocupado el antiguo puesto de una pollería y una casquería del mercado tradicional de San Fernando el cual sigue en pie después de setenta años.

Libros al peso en Lavapiés

Sin embargo, no se trata de la típica librería moderna que ha desbancado a la mayoría de los establecimientos de este tipo, sino de un lugar donde la compra de libros recupera el aire de épocas pasadas.

Los volúmenes se venden al peso, costumbre popular hace años pero ahora en desuso. Como dice Raquel, la encargada del puesto, lo que cuenta es el material y no el contenido. La idea es dar salida a libros de segunda mano que de otro modo habrían acabado en la basura, acercando la lectura a un precio asequible.

La idea de “segunda mano” puede llevar al error de pensar que Raquel y sus amigos sólo venden volúmenes antiguos, nada más lejos de la realidad ya que también podemos encontrar best sellers como la famosa saga de Stephanie Meyer, Crepúsculo.

Otra de las curiosidades del lugar es que ha mantenido el nombre del antiguo negocio que antes existía en esa ubicación: La Casquería de Libros, además conserva la misma apariencia que la anterior tienda con una báscula muy similar a la utilizada por los carniceros.

Los dueños de La Casquería se basan en dos pilares muy importantes: el primero la venta de libros a un precio asequible, una iniciativa empresarial muy interesante en estos tiempos de crisis, y el segundo, en el reciclaje haciendo que ejemplares usados puedan ser reutilizados una y otra vez.

El resurgimiento del mercado de San Fernando está siendo todo un éxito y establecimientos como esta librería animan a los vecinos a devolverle su antiguo esplendor.