Las pequeñas editoriales también apuestan por la novela negra

Obras de Carlos Mazza, Valentina Giambanco, Javier Abasolo o Fernando Cámara son algunas de las ofertas de los sellos menos poderosos.

Bari

En lo que respecta a la narrativa policíaca, el mercado editorial nos ofrece muchas obras y muy interesantes. Desde nuevos relatos de figuras consagradas como John Connolly, Ian Rankin o los españoles Juan Madrid y Dolores Redondo hasta colecciones que recuperan a clásicos como George Simenon, pasando por la reedición de novelas de las grandes personalidades del género -Dashiell Hammett, Raymond Chandler- que se vienen produciendo cada poco tiempo pues nunca pierden actualidad.

Y todos estos títulos nos llegan de la mano de grandes sellos editoriales. En consecuencia, queda un hueco muy pequeño tanto para los autores que se inician en la narrativa policíaca como para las pequeñas empresas de edición. Por ello, no está de más que aquí hablemos de algunas de estas apuestas, que a veces resultan muy interesantes y de no poca calidad.

Podemos comenzar, por ejemplo, por 'Lobos frente al mar', primera novela negra del italiano Carlos Mazza que nos trae Ediciones Seronda. Ambientada en la ciudad de Bari, muestra la corrupción que preside Italia narrada con buen ritmo por un hombre que ha sido militante de la extrema izquierda y, curiosamente, ha trabajado treinta y cinco años en una entidad bancaria. También italiana es Valentina Giambanco, cuya primera incursión en el género nos presenta Pamiés. Se titula '13 días' y viene avalada por el éxito en su país y por haber sido ya traducida a diez idiomas. Tomando como punto de partida el asesinato de una familia, nos retrotrae a la desaparición de tres niños ocurrida veinticinco años atrás y nunca aclarada.

Algo más segura es la apuesta de Libros del Asteroide, que nos ofrece 'La rata en llamas', de George V. Higgins (Brockton, Massachusetts, 1939). Pero solamente algo, puesto que este autor norteamericano posee una obra tan abundante como poco valorada. En esta novela, el propietario de una casa de inquilinos ruinosa decide incendiarla para expulsarlos. Pero el fiscal del distrito no está dispuesto a permitirlo.

Arthur Conan Doyle

También algunas pequeñas editoriales se han decidido por escritores consagrados pero no excesivamente conocidos en España. Es el caso de Navona, donde han apostado por Deborah Crombie (Dallas, 1952), quien, pese a ser norteamericana, ambienta sus historias en Inglaterra. Ellos nos traen 'Nadie llora al muerto', uno de los relatos de su serie protagonizada por el comisario Duncan Kincaid y la sargento Gemma James. En él, deben investigar la muerte de un hombre huraño que ha aparecido asesinado a martillazos. Algo similar ha hecho Alba Editorial, que se ha decantado por el inglés David Peace (Osset, 1967) con su relato '1974. Red Riding Quartet', una novela cuya dureza nos recuerda al más genuino estilo policíaco estadounidense. Más curioso y arriesgado es el caso de la editorial Buscarini, pues nos ofrece 'Los cuadernos secretos de Sherlock Holmes', un libro de relatos de Javier Casis inspirados por el singular detective.

Por su parte, también los españoles tienen su hueco. Erein nos propone leer 'La última batalla', de Javier Abasolo, que bucea en las cloacas de la organización terrorista E.T.A. Y Rey Lear nos trae 'Con todo el odio de nuestro corazón', de Fernando Cámara, que obtuvo el XVI Premio Francisco García Pavón y que tiene gran actualidad, pues trata sobre tres personajes -un profesor, una directora de banco que ha vendido preferentes y un joven poco centrado- que se alían para asesinar a uno de los culpables de la crisis presente. En fin, éstas son algunas propuestas excelentes que nos ofrecen las pequeñas editoriales, las cuales, si bien son menos poderosas, también publican obras de buena calidad. Las mencionadas no son, desde luego, todas las que hay en el mercado pero sí resultan muy interesantes y una buena muestra de que el género policíaco tiene una brillante cantera para el futuro.

Fuente: 'Elemental'.

Fotos: W_ y Elliot Brown.