'La estrella de sangre', de Nicholas Guild

Una magnífica novela histórica del escritor norteamericano que continúa la trama desarrollada en 'El asirio', si bien puede leerse de forma independiente.

Libro La estrella de sangre

Hacia el tercer milenio antes de Cristo, la fértil llanura de Mesopotamia, en Oriente Medio, fue testigo de las primeras civilizaciones humanas realmente avanzadas. Allí floreció primero la Sumeria, donde -se cree- apareció la escritura y la rueda, y, más tarde, el Imperio Babilónico de la mano de Hammurabi (autor del famoso 'Código') y el Asirio. Éste último es, precisamente, el escenario donde se desarrolla 'La estrella de sangre', del norteamericano Nicholas Guild (San Mateo, California, 1944).

Con casi cuarenta años de carrera a sus espaldas, es curioso el paralelismo que existe entre la trayectoria de Guild y la de otro escritor muy conocido: Ken Follett. Ambos empezaron cultivando la novela de espionaje e intriga para, más tarde, optar por el género histórico.

En el caso del primero, cuenta con títulos como 'El aviso de Berlín', ambientada en la Segunda Guerra Mundial; 'Reacción en cadena', con idéntico escenario, y 'El tatuaje de Linz', situada pocos años después del fin de aquella contienda y donde narra la persecución de unos miembros de las temibles SS. Pero -como decíamos- Guild se ha dedicado últimamente a la novela histórica, que le ha reportado incluso mayor éxito que las anteriores. Y, para desarrollar su labor en este género, eligió una época tan lejana como la de Filipo II de Macedonia, gran monarca, padre del legendario Alejandro Magno y protagonista de 'El Macedonio'. No conforme con ello, retrocedió aún más en el tiempo para escribir 'El asirio', ambientada en el imperio al que antes aludíamos.

El mismo escenario tiene 'La estrella de sangre', que viene a ser una continuación de la anterior pues sigue con la historia del protagonista. No obstante, puede leerse de forma autónoma. Tiglath Assur, hermano del Rey asirio Ashardon, es ahora desterrado por éste y emprende un largo peregrinaje acompañado de su fiel Kefalos. Recorremos así con ellos algunos de los lugares más interesantes de la Antigüedad como Egipto y Sicilia conociendo personajes de lo más curioso.

Al tiempo, seguimos una intriga que tiene un poco de todo: amor, luchas, traiciones y, sobre todo, una excelente ambientación histórica, algo que requiere mucho esfuerzo de documentación. No faltan así mismo escenas dramáticas, a veces de una enorme crueldad pero habituales en aquella época. 'La estrella de sangre' es, en suma, una magnífica novela que pese a sus dimensiones (más de 700 páginas) no resulta en absoluto pesada. Por cierto, el título alude a la marca de nacimiento que el héroe tiene en una mano.

Vía: Web oficial del escritor.

Foto: Fnac.